sábado, 11 de septiembre de 2010

EN DEFENSA DE LA VIDA Y DE LA FE

11/09/10 9:35 AM


Claro mensaje del obispo de Córdoba contra el aborto




Mons. Demetrio Fernández: «El vientre materno se ha convertido en el lugar más peligroso»

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, alertó ayer del progresivo recorte del derecho a la vida, ya que «cada día son miles los asesinados en el vientre materno», que, según su opinión, «se ha convertido en el lugar más peligroso para la supervivencia». Fernández expresó estas palabras ante varios cientos de fieles en la misa en honor de Nuestra Señora de la Fuensanta a los que les advirtió de la facilidad de conseguir medios para abortar, mientras que «no se ofrece nada a las mujeres que piden ayuda para llevar adelante su maternidad». El prelado condenó también el constante ataque a las tradiciones religiosas que sufrimos hoy.

En esta línea, el obispo señaló que la mujer “vuelve a ser una vez más víctima de una sociedad egoísta”, y dijo que “muchas se ven obligadas a llevar a cabo este acto del que se arrepentirán toda la vida”. En todo el transcurso de la homilía el obispo comparó el vientre de las mujeres con el de María, “que se convirtió en fuente santa de vida porque de ella nació Jesús, el hijo salvador”.

Don Demetrio estuvo acompañado en la ceremonia por canónigos como Fernando Cruz Conde, Manuel Marín Hinojosa, Antonio Evans y Manuel Pérez Moya, entre otros integrantes del Cabildo de la Catedral, así como por el equipo parroquial del Santuario de la Fuensanta.

El prelado también hizo un inciso en al ataque de las tradiciones religiosas “en una época en la que se vende el fomento del pluralismo”. El objetivo de estos constantes ataques es, según el obispo, “eliminar a Dios del mapa, la relación con la Virgen o con los santos”, aunque insistió en que “nunca podrán con los cristianos”. Incluso, destacó que “nos quitarán la vida, pero nunca nuestra fe”. Como ejemplo, Fernández apuntó a varios momentos históricos del siglo XX como la revolución marxista y bolchevique, “cuyo sistema se basaba en la opresión religiosa”. Tras la caída del Muro de Berlín (1989), según Fernández, el cristianismo volvió a resurgir “y una década después la mayoría de la población era cristiana”. De esta forma, “se demuestra que tanta persecución sirvió solo para el retraso del progreso de los países que se sometieron a este sistema”.

No obstante, aseguró que en un futuro “quizás haya menos cristianos”, aunque “lo importante es que sean de calidad”. De esta forma concluyó que el futuro no está en manos de la masa sino de “las minorías creativas”.

Para Mons. Demetrio Fernández la de ayer fue su primera ceremonia de celebración de Nuestra Señora de la Fuensanta tras su reciente incorporación al Obispado de Córdoba. Así las cosas, el prelado cordobés insistió en que en tan solo medio año “he comprobado el amor y la devoción que los cordobeses profesan a la Virgen”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario