miércoles, 18 de abril de 2012

DEL 21 DE ABRIL AL 3 DE JUNIO "AÑO JUBILAR ARACELITANO"






















Con motivo del 450 aniversario de la llegada a Lucena, España, de María Santísima de Araceli, el papa Benedicto XVI ha decretado la celebración de un Año Jubilar Aracelitano que comenzará el día 21 de abril del 2012 y culminará el 3 de junio del 2013.


A tal fin, este martes, en rueda de prensa, se presentó el programa de actos para las fiestas aracelitanas del presente año.


El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández abrió el acto, destacando que “el Año Jubilar nos invita a la alegría, es un año de gracia, un año de muchos dones por parte de Dios y así esperamos que lo sea para Lucena, para todo el campo andaluz y para la diócesis de Córdoba”. Además, afirmó que “un Año Jubilar lleva por parte de la Iglesia como una apertura de par en par de las puertas de la misericordia que en la Virgen encuentra una madre y una protectora”.


El hermano mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, Antonio Crespillo, explicó que las fiestas patronales de Lucena son de interés turístico y tienen su origen en la llegada de la imagen de María Santísima de Araceli desde Roma, el 25 de abril de 1562, por lo que este año se cumple exactamente el 450 aniversario. “Todo lo que se ha celebrado desde entonces nace en torno a la fe y al culto religioso, mantenido a lo largo de los siglos”, añadió.


Desde la Real Archicofradía, han organizado una serie de actividades que se inaugurarán el 21 de abril con la solemne Eucaristía de apertura del Año Jubilar Aracelitano, presidida por el obispo de Córdoba; continuarán con la bajada en procesión de la imagen de la Virgen desde su santuario hasta la parroquia de Santiago, luego visitará el convento de las Madres Carmelitas Descalzas, y después, será trasladada a la parroquia de San Mateo acompañada por los Santos Patriarcas.


Durante todo el mes de mayo y principios de junio, habrá un gran elenco de eventos de los que destaca el Día de la Virgen, el 6 de mayo, en que se celebrará una solemne función religiosa presidida por el obispo de Córdoba y el obispo de Bilbao, monseñor Mario Iceta, y que tendrá como punto culminante la procesión de la Virgen. También, el 1 de junio tendrá lugar la finalización del quinario de acción de gracias, presidido por el cardenal Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de Sevilla.


Finalizó la rueda de prensa el vicario de la Campiña, Jesús Poyato, y el señor obispo hizo entrega al hermano mayor del decreto oficial de la Penitenciaría Apostólica para la concesión de la indulgencia plenaria durante todo el Año Mariano, así como la petición de la misma por parte del prelado.









Fuente: Zenit

No hay comentarios:

Publicar un comentario