jueves, 12 de abril de 2012

EL SANTO QUE CAMBIÓ LA HISTORIA



Se acaba de publicar una novela sobre la vida del beato Juan Pablo II. Con el título: "Hasta el último aliento. Juan Pablo II, el santo que cambió la historia". El autor, Carlos Alberto Marmelada, reconstruye la vida de Karol Wojtyla usando un relato en el que, a través de la investigación realizada por el personaje del padre Jaroslaw Kovalski, que figura como colaborador en el equipo que llevó el proceso de canonización del papa Wojtyla, se va recomponiendo el mosaico de la existencia del papa polaco.

Al hilo del relato del padre Kowalski se van recomponiendo los hechos con las personas que fueron sus compañeros en la escuela en Wadovice, los vecinos que conocieron a sus padres, cada uno de ellos va aportando detalles al relato de la vida del pontífice. Al mismo tiempo, el narrador va visitando los lugares donde vivió Karol Wojtyla y reconstruye la historia de Polonia en los años en que el beato vivió allí y la sociedad de su tiempo. La obra, como se indica en el artículo de la agencia Zenit, se caracteriza por dos aspectos fundamentales: es la primera novela sobre la vida de Juan Pablo II y coincide su salida con el primer aniversario de su beatificación.

El relato arranca en los días previos a la muerte del pontífice, y de la mano de una pléyade de personajes -como Benedicto XVI, los cardenales Dziwisz, Oder, Ruini y otros, sus amigos de infancia y quienes le acompañaron a lo largo de su ejercicio ministerial-, se puede seguir el itinerario espiritual que le llevó a Juan Pablo II a ser sacerdote, obispo, arzobispo, papa y finalmente beato, a través de los principales acontecimientos históricos de nuestra época: el período de entreguerras, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, la caída del muro de Berlín y del telón de acero, entre otros.

Como señalan los editores, de la editorial Sekotia, "sin duda, Juan Pablo II, para los creyentes es un santo y para los que no profesan la religión católica el hombre que ha cambiado la historia contemporánea, y para ambos un modelo a seguir en la actualidad". En la novela no hay nada que no se ciña a la verdad y todos los testimonios y los personajes son reales y existen o han existido, excepto uno: el padre Kowalski que se encarga de la investigación de la vida de Juan Pablo II.

La novela está muy bien ambientada en las calles de Polonia y las costumbres de la época, pues el autor, Carlos Alberto Marmelada, es un concienzudo estudioso del personaje Karol Wojtyla y sus circunstancias. La obra está estructurada en 26 capítulos y cada capítulo es un espacio de vida que marcó una etapa del beato Karol Wojtyla. 















(RV – ER)

No hay comentarios:

Publicar un comentario