viernes, 12 de noviembre de 2010

EL PAPA DICE QUE LA IGLESIA TIENE EL DEBER DE INTERVENIR "EN LAS CUESTIONES ÉTICAS Y MORALES" QUE AFECTAN A LOS PUEBLOS





El Papa ha señalado que la Iglesia tiene el deber de "intervenir sobre las cuestiones éticas y morales que conciernen al bien de las personas y los pueblos" y que el tiempo de la Iglesia "ha de ser cada día más el de una nueva escucha de la Palabra de Dios y de una nueva evangelización", en la nueva exhortación apostólica 'Verbum Domini' presentada en el Vaticano.

Además, el Pontífice ha añadido que los laicos han de comprometerse con la tarea "de intervenir directamente en la acción social y política". La nueva exhortación apostólica 'Verbum Domini', escrita por Benedicto XVI, señala que es necesario, en la vida de la Iglesia, un "anuncio explícito" de la Biblia por parte de todos los bautizados y tiene como objetivo "descubrir la centralidad de la Palabra de Dios" en la vida de la Iglesia.

Igualmente, el Papa subraya que la Iglesia debe ir "al encuentro de todos con la fuerza del Espíritu" y "defender el derecho y la libertad de las personas de escuchar la Palabra de Dios". El Pontífice ha destacado la necesidad de que la Iglesia utilice "los medios más eficaces para proclamarla" como son los nuevos medios de comunicación e internet.

Sin embargo, el Papa ha aprovechado la exhortación apostólica para hacer un llamamiento a las naciones para que "garanticen a todos la libertad de conciencia y religión , así como el poder testimoniar también públicamente su propia fe" y ha recordado a las comunidades cristianas en Asia y en África que en estos tiempos "arriesgan la vida o la marginación social a causa de la fe".

Por otra parte, Benedicto XVI ha recordado a los políticos católicos y a las personas comprometidas con la vida política y social que "la evangelización y difusión de la Palabra de Dios han de inspirar su acción en el mundo en busca del verdadero bien de todos, en el respeto y la promoción de la dignidad de cada persona".

El Papa ha destacado que el diálogo con otras religiones "no puede ser posible sin el reconocimiento de la libertad de profesar la propia religión en privado y en público y la libertad de conciencia". Asimismo ha sostenido que la religión no puede nunca justificar la intolerancia o la guerra y que "no se puede usar la violencia en nombre de Dios".

La exhortación apostólica 'Verbum Domini' consta de 192 páginas y presenta las conclusiones de la XII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos celebrada en el Vaticano en el mes de octubre del año 2008 sobre "la Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia".



Fuentes: Diario Vaticano y Zenit

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada