lunes, 27 de junio de 2011

EN TAYIKISTÁN LOS NIÑOS SÓLO PODRÁN IR A LA IGLESIA PARA FUNERALES
















La cámara baja del Parlamento de Tayikistán tramitó una polémica Ley de Responsabilidad de los Padres el 15 de junio. El presidente Emomali Rahmon lo había propuesto. Se trata de evitar que los niños menores de 18 años puedan asistir a funciones religiosas, con excepción de los funerales. Incumplir la ley sería severamente castigado, incluso con pena de prisión para los padres. La nueva ley requeriría que los padres no permitan que sus hijos menores de edad participen en las actividades de las organizaciones religiosas. La única excepción es los funerales y otros eventos relacionados con el duelo. Todas las funciones religiosas, catequesis y otras actividades religiosas se verían afectadas. A los niños no se les permite acompañar a sus padres a la iglesia o mezquita. Los padres que violen la ley se enfrentarían a fuertes multas e incluso penas de cárcel, entre cinco y ocho años si participan en grupos de estudio y hasta 12 años para los que organizan estos grupos. Aun cuando los padres no son conscientes de que sus hijos participan en actividades religiosas, la ley impone la obligación legal de su supervisión. La Cámara de Diputados modificó el Código Penal para imponer penas más severas a los padres. Ahora el proyecto de ley va a la cámara alta, pero todo el mundo espera que se apruebe con facilidad. Partidarios de la ley argumentan que es necesaria para combatir el extremismo religioso y evitar que los jóvenes caigan bajo la influencia de grupos religiosos extremistas musulmanes que pertenecen a organizaciones terroristas.


Sin embargo, la legislación no define lo que es la enseñanza religiosa extremista. Para el analista político Faredun Hodizoda, la prohibición es "excesivo", porque incluso en la época soviética, los niños se les permitía ir a las mezquitas. Otros críticos han señalado que el extremismo religioso no ha echado raíces en el país, y que la ley impide que los jóvenes reciban una educación religiosa. Para el legislador Muhiddin Kabiri, miembro del Partido del Renacimiento Islámico, "esta ley se infringe aún más a los derechos de los ciudadanos y trae aún más restricciones. " Los expertos señalan que la nueva ley restringirán aún más la libertad religiosa, ya limitados por la ley de 2009. Desde entonces, las mezquitas han sido destruidas y los cristianos han sido procesados ​​y condenados por reuniones y actividades "ilegales".



1 comentario:

  1. Lo que mas me asombra ya no es una prohibición antricristiana sino que abarca también a los musulmanes...demencial.

    Si quieren evitar extremismos van a conseguir lo contrario

    ResponderEliminar