lunes, 6 de junio de 2011

LANZAN CANDIDATURA A NOBEL DE LA PAZ PARA MONS. THOMAS MENMPARAMPIL, ARZOBISPO DE GUWAHATI (INDIA)







La Iglesia india apoya firmemente la candidatura de Mons. Thomas Menamparampil, SDB, Arzobispo de Guwahati, al Premio Nobel de la paz: "Sería un reconocimiento legítimo de la entrega y dedicación que ha realizado durante más de 25 años para construir la paz y la armonía" dice a la Agencia Fides el p. Joseph Babu Karakombil , portavoz de la Conferencia Episcopal de la India. “Mons. Menamparampil desde hace décadas trabaja incansablemente por la paz, la reconciliación y la estabilidad en el noreste de la India, una región marcada por conflictos territoriales continuos y enfrentamientos étnicos. Su trabajo es reconocido por los líderes religiosos y civiles, a nivel local, y se sabe y aprecia en toda la India y en Asia. La paz y la reconciliación en nombre del Evangelio, es la misión a la que ha dedicado toda su vida. Por eso los Obispos indios sostienen con convicción su candidatura para el Premio Nobel de la Paz", explica el P. Karakombil.


El Arzobispo salesiano es actualmente Presidente de la Conferencia Episcopal del noreste de la India, mientras que también preside la Comisión de Educación y Cultura, en la Conferencia Episcopal de la India. También trabaja a nivel continental y en la Federación de las Conferencias Episcopales de Asia (FABC) guia la Comisión para la evangelización. Su obra es muy apreciada por todos los Obispos del continente.


La candidatura de Mons. Menamparampil como Nobel de la paz ha sido promovida por la revista italiana “Il Bollettino Salesiano”, y ha encontrado el acuerdo general. El Arzobispo, hábil mediador y gran pacificador, ha contribuido con éxito a la pacificación de al menos siete conflictos étnicos en el noreste de la India: entre los grupos Bodo y Adivasi (1996); entre Kuki y Paite (1998); entre Dimasa y Hmar (2003); entre Karbi y Kuki (2003); entre Dimasa y Karbi (2004); entre Bodo y los grupos musulmanes en Udalguri (2010); y entre Rabha y Garo (2011). Su estrategia de mediación, explica el mismo Arzobispo, es una sola: "hacer vivir la Palabra de Dios en los corazones y las vidas de las personas y comunidades que están en conflicto. De esta forma florece la paz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario