martes, 5 de abril de 2011

EL PATRIARCADO DE MOSCÚ PIDE A LOS FIELES VALENTÍA PARA DAR PRESENCIA AL CRUCIFIJO


El Patriarcado de Moscú pide a los fieles colgar el crucifijo en las escuelas y oficinas.

 
El Arcipreste Chaplin pide a los ortodoxos ser más valientes en la demostración de su fe. 



Una nueva controversia se ha desatado en Rusia entre la Iglesia ortodoxa y las organizaciones de derechos humanos. Desde el Patriarcado de Moscú (Departamento para las Relaciones entre la Iglesia y la sociedad), el Arcipreste Vsevolod Chaplin ha hecho un llamamiento a la comunidad de creyentes para ser más valientes en mostrar su fe. "No debemos tener ningún reparo en hacer la señal de la cruz donde nos gusta, o colgar una imagen del crucifijo, en los lugares que vivimos y trabajamos", escribió el sacerdote en un artículo publicado en la edición de abril de la revista ortodoxa Soberano Rus ' .



La idea del crucifijo en el lugar de trabajo o en las escuelas ha enfurecido a los activistas de derechos humanos. Ponomarev, un destacado líder, hizo hincapié en que en Rusia, la iglesia y el Estado están separados y atacó a la injerencia del Patriarcado en la sociedad civil. "Creo que los símbolos religiosos no tienen lugar en las oficinas públicas, escuelas o en las instituciones - agregó Ponomarev -, ¿Y por qué se necesita? Todo esto sólo contribuirá a dividir a la sociedad ". 




El Arcipreste Chaplin considera que la presencia de crucifijos no supone una violación de los derechos humanos, en una sociedad que todavía se está recuperando de 70 años de ateísmo estatal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario