martes, 12 de abril de 2011

FRANCIA VIVE "A CARA DESCUBIERTA"





















Desde ayer es ilegal  para cualquier persona que resida en Francia o esté de paso en suelo francés ocultar su rostro en espacios públicos.

No está permitido vestir burka o niqab (el hiyab sí está permitido, puesto que deja visible el rostro).

Lo cierto es que el Estado galo se ha volcado por completo en explicar y contextualizar la prohibición, siendo un país pionero en la Unión Europea. La totalidad de los lugares públicos - bares, cines, restaurantes, hoteles- tienen a su disposición unos grandes carteles proporcionados por el Gobierno, y que proclaman el lema de la legislación contra el burka: "La república se vive a cara descubierta", anuncian. Se han imprimido cerca de 100.000 carteles y 400.000 folletos, y se puede acceder libremente a todo el material a través de una web.

Estos seis meses han sido una campaña constante, en la que el Elíseo se ha volcado para explicar que no se trata de una prohibición con tintes religiosos, sino que se formuló en aras de la seguridad, para dejar el rostro descubierto de todos los ciudadanos.

BURKA
El burka debe cubrir toda la figura de la mujer: cara, cuerpo y cabello. Sólo pueden tener una rendija a la altura de los ojos para facilitar la visión, pero sin ser vistas. Esta prenda ha sido prohibida en los espacios públicos de Francia. 


NIQAB
Esta prenda - de color negro, usualmente- cubre todo el cuerpo hasta los pies. Sólo hay una abertura a la altura de los ojos. Esta prenda ha sido prohibida en los espacios públicos franceses. 



HIYAB
Este velo deja libre la cara, y la mayor parte de mujeres árabes lo utilizan como signo de identidad. A este atuendo no afectan las regulaciones francesas. Dentro de los hiyad existen muchos tipos, por variedad geográfica, étnica o religiosa. 

CHADOR
Velo originario de Irán. Cubre hasta los pies de las mujeres, generalmente en color negro, y mantiene el rostro a la vista. Tampoco está afectado por las regulaciones francesas. 



VESTIR ASÍ YA ES ILEGAL EN FRANCIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario