sábado, 29 de enero de 2011

BENEDICTO XVI SE ESTÁ PREPARANDO "DE MODO ESPECIAL" PAPA LA JMJ MADRID 2011



El presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, el cardenal Stanislaw Rylko, ha explicado que la Santa Sede ha elegido España para celebrar la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Madrid 2011 porque es un país que "representa los problemas que hay que afrontar" en Europa al tiempo que los "grandes valores históricos y católicos".



En este sentido, el cardenal Rylko, máximo responsable de las Jornadas Mundiales de la Juventud, ha señalado, en una entrevista a Europa Press, que España es un país muy importante en Europa que "influye en la sociedad de hoy" y que es "muy vital para los jóvenes". Además, ha remarcado la "tradición católica" que surge a partir del Apóstol Santiago.



"España tiene mucho que decir y recordar con respecto a las raíces cristianas de Europa" puntualiza, al tiempo que subraya que "este es el conjunto de circunstancias que vale la pena tener presentes en la preparación de la próxima JMJ".



Concretamente, destaca que el Papa Benedicto XVI se está preparando "de modo especial" para viajar a Madrid el próximo mes de agosto porque participa de forma "directa". En esta línea, recuerda las palabras del Pontífice cuando indica que "participar en estas JMJ son una renovación de esperanza sobre todo mirando al mundo entero porque ese mensaje de esperanza no sólo es para la Iglesia sino para toda la humanidad".



El cardenal Rylko lamenta que el progreso de la vida parroquial diaria "demuestra, desafortunadamente, que el rostro --de la Iglesia-- es de gente de ochenta años". No obstante, remarca que, mientras tanto, la JMJ ha demostrado que la Iglesia tiene "muchos recursos jóvenes con respecto a su presente y su fututo".



En cuanto a aquello que buscan los jóvenes en estas jornadas, el cardenal Rylko apunta que intentan encontrar "la llave" que permite "abrir el corazón" de jóvenes y adultos, que no es otro que Jesucristo, y esa "llave", según precisa el cardenal, la tiene la Iglesia.



"Esta llave es nuestra batalla, porque en Jesucristo se encuentra una respuesta fundamental, una respuesta que proviene de Dios mismo y que llega hasta el corazón joven. Y es por eso que el corazón de los jóvenes bate en las JMJ", agrega. De hecho, recuerda que el Papa Juan Pablo II dijo en una ocasión que lo que los jóvenes buscan --en la JMJ-- no es tanto el encuentro con el Papa, que es "el puente", sino el encuentro con Jesús, "el protagonista de cada JMJ".



JUAN PABLO II, UN AMIGO "EXIGENTE"


Recordando a Juan Pablo II, señala que, aunque se describía como "amigo de los jóvenes", era "un amigo muy exigente porque les amaba pero tenía metas muy altas para ellos" como la de "convertirse en santos". "Por esto, para Juan Pablo II los jóvenes eran también una Epifanía de la Iglesia porque decía que con los jóvenes la Iglesia descubre su rostro joven. Una Epifanía muy particular", declara.  



Concretamente, rememora dos momentos que guarda "en el corazón" junto al predecesor de Juan Pablo II: el encuentro de Czestochowa, después de Santiago de Compostela, y el del Año del Jubileo en Roma.



Para el cardenal Rylko, su nombramiento para la organización de las JMJ, fue una decisión "decididamente a contracorriente" porque eran los años 80 y todavía en aquella época tenían "mucha fuerza" las opiniones culturales, sociales e ideológicas de los años 60 y, sin embargo, el Papa, tuvo "el gran valor de confiarse en los jóvenes".



"Tuvo el corazón de retar a los jóvenes y de ver en ellos la nueva evangelización", subraya, al tiempo que indica que ese impulso "profético" del Papa fue muy importante hace 25 años para iniciar estas JMJ.



Finalmente, recuerda que en esta época de "grandes manifestaciones de masas" el Papa supo escoger justamente este método para reunirse con los jóvenes, "que ha ayudado sin duda a vivir la experiencia de una Iglesia joven".

No hay comentarios:

Publicar un comentario