jueves, 13 de enero de 2011

LA OSCE ENCARGA A MASSIMO INTROVIGNE TRABAJAR CONTRA LA CRISTIANOFOBIA

















La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), ha nombrado al conocido sociólogo católico italiano Massimo Introvigne como representante de esa organización contra la "cristianofobia". Introvigne, director del CESNUR (Centro de Estudio para las Nuevas Religiones), afirmó al respecto que "el hecho de que la OSCE haya instituido la oficina de un representante para la lucha contra la discriminación de los cristianos, que se coloca junto a las de los dos representantes para la lucha contra el antisemitismo y contra la islamofobia, representa un éxito de la diplomacia de la Santa Sede y de gobiernos, como el actual gobierno italiano, que la han secundado inteligentemente. Con toda franqueza, el nombramiento de un católico italiano constituye otro éxito de dichas diplomacias".


Introvigne, quien esa autor de obras de divulgación sobre sectas, esoterismo o satanismo -y quien entretanto se opone a las leyes "anticulto" basadas en la noción de "lavado de cerebro", por entender que esta técnica no existe y considerar que esas leyes se pueden usar contra cualquier creyente- cree que Occidente pierde el tiempo en las conversaciones con musulmanes progresistas, por irrelevantes, y clama por un esfuerzo en lograr que los conservadores moderados abran más espacios de libertad religiosa.


"Los países islámicos, hindúes o budistas temen que aceptar la libertad religiosa signifique ceder al relativismo e indiferentismo típicos de cierta cultura occidental", afirma Introvigne en declaraciones recogidas por La Razón. Entretanto -y teniendo en vista lo afirmado por el Papa actual en su encíclica "Caritas in veritate", en el sentido de que "libertad religiosa no significa indiferentismo religioso"- el sociólogo italiano intentará mostrar en Oriente que se puede y se debe convivir en libertad y pluralidad religiosa, sin caer en el relativismo.

 
La OSCE

Para Introvigne, la "la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) es la organización más importante en el mundo en el campo de los derechos humanos, después de las Naciones Unidas".


Integrada por 56 Estados de Europa, Asia Central y América del Norte, la OSCE es la mayor organización mundial de la seguridad regional. Ofrece un foro para las negociaciones políticas y de toma de decisiones en los ámbitos de la alerta temprana, la prevención de conflictos, gestión de crisis y rehabilitación post-conflicto, y pone la voluntad política de sus Estados participantes en práctica a través de su red única de misiones sobre el terreno.


La OSCE tiene un enfoque global de la seguridad que abarca los aspectos político-militares, económicos y ambientales, y humanos. Por lo tanto, aborda una amplia gama de asuntos relacionados con la seguridad, incluyendo control de armamentos, las medidas de fomento de la confianza y la seguridad, los derechos humanos, las minorías nacionales, la democratización, las estrategias de vigilancia, lucha contra el terrorismo y las actividades económicas y ambientales.

 
Massimo Introvigne nació en Roma el 14 de junio de 1955. Sociólogo y escritor. Considerado uno de los mayores expertos europeos en nuevos movimientos religiosos, en 1988 fundó en Italia el CESNUR (sigla de Centro Studi sulle Nuove Religioni, [Centro de Estudios de Nuevas Religiones]), la mayor red internacional de investigación sobre religiones contemporáneas. Es miembro del área Religiones de la AIS, Asociación Italiana de Sociología. Ha presentado cursos y seminarios universitarios sobre historia y sociología de la religión, tema sobre el cual escribió una treintena de volúmenes, hoy considerados clásicos en la especialidad: "Le nuove religioni" (Milán, 1989), "Il cappello del mago" (Milán, 1990); "Indagine sul satanismo" (Milán, 1994); "Il sacro postmoderno" (Milán, 1996); New Age & Next Age (Ed. Piemme, 2000) y centenares de artículos publicados en revistas científicas de doce países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario