miércoles, 22 de diciembre de 2010

EL CAMPO DE LOS PASTORES EN BELÉN

















Un antiguo peregrino anónimo, citado por el monje benedictino Pietro Diácono (s. XII), nos habla de los recuerdos sagrados presentes en el alrededores de Belén: "No lejos de allí hay una iglesia llamada de los Pastores, donde un gran jardín está esmeradamente encerrado en todo su contorno por un muro; y hay en aquel lugar una gruta muy luminosa, que tiene un altar allí donde un ángel, aparecido a los pastores vigilantes, anunció el nacimiento de Cristo". También san Jerónimo (finales s. IV) menciona más veces este lugar, asociándolo a la bíblica Migdal-Eder (Torre de Eder o del rebaño) y la iglesia de Jerusalén allí celebraba una fiesta la vigilia de la Navidad. El obispo Arculfo (s. VII) recuerda la presencia de los sepulcros de los tres pastores en la iglesia. Antes de la llegada de los cruzados la iglesia fue destruida pero, no obstante, las ruinas siguieron siendo visitadas por los peregrinos.


Tradicionalmente el lugar estaba citado como Deir er-Ra’wat, en el margen meridional de la planicie que desciende de Belén, donde existen notables ruinas de un antiguo edificio sagrado. La iglesia inferior o cripta, casi íntegra, sirvió también de iglesia parroquial para los griegos ortodoxos hasta 1955. En 1972 se procedió a la excavación (dirigida por V. Tzaferis) y a la restauración del monumento; una iglesia moderna anexa al lado de la antigua.


La localización tradicional se cuestionó tras los descubrimientos de C. Guarmani (1859) y, sucesivamente, de las excavaciones del p. Virgilio Corbo (1951-52) en Siyar el-Ghanam, sobre una colina situada a una cierta distancia del lugar precedente. Allí se encontraron los restos de un asentamiento agrícola que se remonta al siglo I d.C. (con almazara, gruta y columbario) y de un monasterio bizantino (iglesia, patios, cisternas, panadería, salas con mosaicos) que floreció entre los siglos IV y VIII d.C.


Cerca de las ruinas del monasterio se construyó en 1953 el santuario del Gloria in excelsis Deo, con planos del arquitecto A. Barluzzi. Tiene forma de dodecágono con cinco ábsides en plano inclinado simulando la estructura de una tienda de nómadas y está construido en piedra gris-rosada. Internamente 10 pilastras sostienen una bóveda, con ventanas redondas, y encima de ella la cúpula. Las palabras del Angel a los pastores, están reproducidas en mosaico de oro, alrededor de la bóveda de la cúpula
 

TEXTOS BÍBLICOS

Visita de los pastores

Había en la misma comarca unos pastores, que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño. Se les presentó el Angel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor. El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:

«Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace.»

Y sucedió que cuando los ángeles, dejándoles, se fueron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado.» Y fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel niño; y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón.


Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho.
(Evangelio según Lucas 2,8-20)


Los pastores encontraron a María y a José con el niño (Lc 2,8-20)





















No hay comentarios:

Publicar un comentario