viernes, 1 de abril de 2011

MISTERIOS EN EL MONASTERIO DE MONTSERRAT

































Uno de los símbolos de la devoción católica catalana y española es la Virgen de Montserrat.  La historia de la Virgen de Montserrat  data del año 880, cuando una imagen de la Virgen fue descubierta por pastores en una cueva de la montaña. El obispo intentó trasladar la imagen a la vecina población de Manresa, pero la misma era demasiado pesada para ser movida, y esto fue interpretado como una señal de la Virgen de querer permanecer en la montaña. La Virgen de Montserrat también es conocida como “La Moreneta”, ya que la talla que aún se venera presenta la piel de color oscuro.


Una de las cosas más características de la Montaña de Montserrat es la impresionante belleza de su peculiar morfología, ya que parece que fuesen montañas cortadas con una sierra.


Montserrat es una localidad que se encuentra a 50 kms de Barcelona.  El monasterio de Montserrat se comenzó a construir en el siglo XI.


Existe un camino-paseo que va desde el monasterio de Montserrat hasta la Santa Cueva, que se conoce como ROSARIO MONUMENTAL DE MONTSERRAT, ya que a lo largo del camino hay  grupos de esculturas que representan los cinco misterios del rosario y los quince misterios de la virgen, que fue construido entre finales del siglo XIX e inicios del siglo XX. Este paseo artístico, que se caracteriza por su estilo enmarcado en el modernismo catalán, contó con la participación de muchos artistas de renombre de la época, entre los que destacan  la obra de  Antonio Gaudí, José Puig y Cadalfach, y el escultor Josep Llimona.


Nos centraremos en el impresionante conjunto escultórico del Primer Misterio de Gloria, LA RESURRECCIÓN DE CRISTO. El trabajo fue encargado a Gaudí a fines del año 1900.  En 1903 comenzaron los trabajos. Hasta 1907 no se terminó la fundición del Cristo de bronce realizado por Llimona y en 1916, al incorporar las esculturas de Dionisio Renart y la reja realizada por manuel Ballarín Jeó la excavación, se dio por terminado el misterio.


La intención de Gaudí al diseñar el conjunto escultórico era excavar una cueva orientando su boca a levante y con las tierras sobrantes abrir una plaza al otro lado del camino.  Gaudí quería que el día de Pascua Florida,  festividad cercana al equinoccio de primavera justo cuando los días y las noches tienen la misma duración, el primer rayo del amanecer incidiera sobre la escultura e iluminara el fondo de la cueva.  También quería que ese día se celebrará la Misa del Alba frente el Misterio, pues es el momento en que las plantas aromáticas propias del lugar (romero, tomillo, etc.) exhalan el más delicado perfume, por causa del efecto del sol sobre el rocío depositado de noche sobre las plantas.  Justamente, en el delicado momento de la aurora, al romper el día, es cuando los pájaros cantan con mayor dulzura.  Pretendía crear una   combinación de numerosos elementos:  la bóveda de la propia roca de Montserrat, la luz que incide sobre la escultura, la Santa Misa, las gotas de rocío mañanero, el perfume de las hierbas aromáticas y el canto-trino de las aves en libertad.   


En definitiva, Gaudí quiso crear una ceremonia en la que su fusionara la Santa Misa con la creación humana y la naturaleza viva en su mayor esplendor.


La semana pasada, realizamos una visita al ROSARIO MONUMENTAL y encontramos unas modificaciones en el conjunto escultórico que nos dejaron bastantes sorprendidos. Hicimos fotografías y, al contrastarlas con fotos antiguas, nos dimos cuenta de que se ha cambiado la ubicación del Cristo.  Acto seguido, entramos en la página web del Monasterio, hicimos el recorrido virtual hasta situarnos justo delante del conjunto escultórico, y nos quedamos bastante atónitos al comprobar que la imagen que se ofrece corresponde con las fotos antiguas, pero no con la realidad, ya que actualmente la ubicación del Cristo es otra.   No sólo eso, analizando las fotos, parece que el Cristo no sea el original. 


Casualmente, durante la visita, había un helicóptero realizando espectaculares movimientos entre las cimas cortadas de la montaña, justamente, para transportar unas sacas con piedras al lugar donde está ubicado el conjunto escultórico.


 ¿Por qué se ha cambiado la ubicación del Cristo?  ¿Por qué la imagen que se ofrece en el recorrido virtual de la web del Monasterio no se corresponde con la realidad? ¿Es el mismo Cristo?  ¿A qué obedecen los trabajos que realizaba el helicóptero?


No es el único misterio que envuelve Montserrat.  Antes de acceder a la Basílica, a mano derecha, encontramos la fachada de la primitiva iglesia de Santa María de Montserrat. Hoy día, es el Centro de Coordinación Pastoral.  Resulta que, en medio del tímpano, había una imagen de piedra desgastada, de unos cuatro palmos de altura: una Virgen arcaica de más antigüedad que la que se venera en el Monasterio, de la que un Director del Museo de Montserrat dijo que “esconde un enigma”.  La Virgen ya ha desaparecido del tímpano de la fachada y nos cuentan que ahora la tienen en el museo.


Os recomendamos una visita a Montserrat en cuanto podáis.  No perdaís la oportunidad de recorrer el Rosario Monumental.  Damos fe de que es un paseo impresionante, recomendable incluso para aquellos que no profesan la religión católica, por la belleza de las vistas y del lugar.

Foto tomada el 25/03/2011 con la ubicación actual del Cristo






















Detalle Cristo actual 25/03/2011






















Foto con la anterior ubicación





















Detalle Cristo en la anterior ubicación





















Impresión tomada del recorrido virtual que ofrece la web del Monasterio







No hay comentarios:

Publicar un comentario