lunes, 23 de mayo de 2011

EL ASTRONAUTA BROMISTA Y LAS RISAS DEL PAPA



La anécdota sucedió el pasado sábado. Al finalizar la histórica conversación entre Benedicto XVI y los astronautas del transbordador Endeavour y de la estación espacial ISS, uno de los astronautas hizo una broma al elevarse en estado de ingravidez mientras se despedía y motivó unas simpáticas risas que el Papa no pudo ni quiso contener, dejando constancia de su naturalidad y buen sentido del humor. 


Por un instante, nos recordó los ataques de risa de Juan Pablo II durante la actuación del payaso Japo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario