miércoles, 28 de marzo de 2012

¿POR QUÉ HA PROPUESTO EL PAPA AL PRESIDENTE DE CUBA QUE EL VIERNES SANTO NO SEA LABORABLE?



En su encuentro en privado con el presidente de Cuba, Benedicto XVI propuso a Raúl Castro que el gobierno cubano declare festivo el día de Viernes Santo del mismo modo que declaró festivo el día de Navidad después de que lo solicitase Juan Pablo II a Fidel Castro en su visita de 1998.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, informo también que el clima del encuentro fue “muy cordial” y se prolongo durante 40 minutos debido al uso de traducción sucesiva de cada frase.

Raúl Castro informó sobre la situación del pueblo cubano, mientras que el Papa presentó las expectativas de la Iglesia para actuar con mayor margen de maniobra en su servicio a la sociedad.

*****************

¿POR QUÉ HA PROPUESTO BENEDICTO XVI QUE EL VIERNES SANTO NO SEA DÍA LABORABLE?

El Viernes Santo es el día del máximo dolor y de la muerte de Jesús. Día de riguroso luto y no se celebra misa, sino un rito de oración, es el único del año en que no se celebra para expresar el luto de la iglesia. Se lee la Pasión según san Juan, se reza por todas las causas en una continua ceremonia de arrodillarse y levantarse, y en el centro de la celebración está la solemne adoración de la Cruz, pero como ya hemos mencionado no es una misa, sino un rito de oración. La mañana de este día se dedica a prácticas piadosas como el Vía Crucis, la visita a los monumentos, las procesiones penitenciales.

Aparte de la celebración del Via Crucis, también se puede asistir al Sermón de las 7 palabras , llamado también De la bofetada, por recordarse en él los últimos momentos de la vida de Jesús, desde que lo juzga el Sanedrín y recibe la bofetada, hasta que muere en la cruz después de pronunciar su última palabra. 

Todas las procesiones que desfilen en Viernes Santo estarán marcadas por la seriedad y sobriedad. Muchas de ellas con nombres como: Monte Calvario, El Sepulcro, El descendimiento....que no dejan duda de lo que se conmemora. Las procesiones mantendrán un carácter sobrio y de luto a lo largo del día. Entre las 3 y las 6 de la tarde, para hacerla coincidir con el momento en que se produjo la crucifixión y muerte de Cristo, se celebra un acto litúrgico para conmemorarlo. Los crucifijos están tapados con un velo morado hasta la hora de la crucifixión en que son descubiertos.

El Viernes Santo es el gran día de los penitentes, el día de las procesiones en que nuestros antepasados exhibían públicamente su condición de condenados e imploraban el perdón. Los penitentes cumplen las promesas más atrevidas que se hicieron en momento de desesperación. Van con la cara cubierta con sus capirotes. Muchos descalzos, algunos con cadenas, otros con una cruz a cuestas…

Los pasos se acompañan de los cantos desgarradores de las saetas, muchos actos se ajustan a las horas entre las 3 y las 6 de la tarde, supuesta hora en la que Jesús fallece. Se celebra la MADRUGÁ, en la que los cofrades se visten de negro para acompañar al Cristo.Son las procesiones más sobrecogedoras: en absoluto silencio que permite oír el pisar de los pies, el arrastrar de cadenas, un silencio roto de vez en cuando por austeras y breves intervenciones de la banda de música, o por saetas desgarradas. Es el día más abundante en procesiones.











ABC/SemanaSanta/La Razón

No hay comentarios:

Publicar un comentario