jueves, 22 de diciembre de 2011

ACTO VANDÁLICO CONTRA EL PESEBRE DE CANET DE MAR A LOS DOS DÍAS DE LA INAUGURACIÓN


















Desde el Ayuntamiento de Canet de Mar (Barcelona) se pide a los ladrones que las vuelvan, ya que no las piensan restituir


Sólo se pudieron visitar un par de días. Lunes por la noche, alguien se llevaba todas las figuras a excepción de un pastor superviviente que todavía se puede contemplar en medio del desolado paisaje montañoso y acompañado de una oveja decapitada.


Los actos vandálicos, según explica el concejal de Fiestas, José María Masvidal, pasaron inadvertidos por los vecinos que no oyeron ruidos. Esta no es la primera vez que se daña o roban alguna de las figuras en la céntrica plaza de delante de la iglesia. Hace años aparecían decapitadas fruto de alguna gamberrada. Es por ello que el Ayuntamiento había comprado de nuevo para este año buena parte de las figuras del nacimiento así como una decena de pastores. Las figuras, que han supuesto un gasto de cerca de 80 euros y que se habían restituido con un tamaño de unos veinte centímetros, han podido lucir únicamente dos días.



Desde el Ayuntamiento se ha decidido que no se restituirán las figuras y ya se han colgado carteles en los que se pide a los responsables que hagan el favor de devolver lo que se llevaron. "La gente lo ha tomado muy mal, tanto los chicos que lo montaron como el resto, que entiende que no se deben permitir estos actos de incivismo", explica Masvidal. En las redes sociales muchos aprovechaban para denunciar y criminalizar a los hechos. "Esperamos que haya suerte y que se lo repiensen para poder volver a poner", explica Masvidal.


El montaje del belén en Canet de Mar lo organizan los jóvenes, pero puede participar todo el que quiera, ya que es un acto popular en el que el Ayuntamiento únicamente aporta el material. Mientras no se devuelva el contenido del pesebre se mantendrá el escenario, rodeado con vallas, donde se podrá ver únicamente arena y musgo y el río de color azul. Un belén no muy animado y con un cartel que recuerda a los autores que las figuras están fuera de lugar y que se deben devolver.











El Punt Avui /Elena Ferrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario