martes, 20 de diciembre de 2011

ASIA BIBI, LA MUJER CONDENADA A MUERTE POR BLASFEMIA, ESTÁ A UN PASO DE LA LOCURA


La mujer cristiana condenada a muerte injustamente por blasfemia, encarcelada desde el 9 de junio de 2010, está grave: sus condiciones psicofísicas empeoran y es necesario que le hagan “una revisión completa”. Pero su moral, en los raros momentos de lucidez, sigue alta, y Asia dijo que perdonó a sus acusadores. Es lo que afirma a la agencia vaticana Fides Haroon Barkat Masihi, director internacional de la Masihi Foundation (MF), Ong que defiende los derechos de los cristianos de Paquistán y que se ocupa de la asistencia legal y material de la mujer. Una delegación internacional de la MF encontró a Asia Bibi el 19 de diciembre en la cárcel del distrito de Sheikpura, en donde se encuentra desde hace más de un año, para verificar sus condiciones de salud y llevarle un poco de esperanza con las felicitaciones de Navidad, mientras el proceso de apelo, después de la condena en primer grado, sigue pendiente en la Suprema Corte de Lahore.

En un comunicado difundido por la MF después de la visita a la cárcel (y enviado a la Agencia Fides) se afirma que “por su encierro solitario, Asia Bibi (de 46 años) se muestra notablemente envejecida, tiene un colorido pálido, parece muy frágil, incluso es incapaz de quedarse sola”. Asia estaba escoltada por dos mujeres del personal penitenciario.


“Durante el encuentro, su mirada vagaba en el vacío, no lograba entender qué estaba pasando, estaba completamente confundida y asombrada. Durante toda la conversación (más de 2 horas y veinte minutos) sus pensamientos estaban a la deriva”, indica con precoupación la MF. “Reaccionó a los estímulos con emociones contrastantes, riendo, llorando y quesándose en silencio durante largos intervalos de tiempo”. 


“Durante los primeros 10 minutos –indica el texto que recibió la Fides–, Asia no fue capaz de reaccionar y no lograba entender si éramos amigos o enemigos. Dijo que nadie se estaba ocupando seriamente de ella, tenía miedo y parecía muy fría y nerviosa. No lograba fijar los ojos en un punto o en una persona. Le ofrecimos agua y parecía asustada incluso del agua”. Sus condiciones de higiene personal eran terribles: Asia no se da un baño desde hace más de dos meses.

La delegación de la MF le aseguró que continuará ofreciéndole asistencia legal de alto nivel. Asia, con un tono de voz muy bajo, repitió que “solo desea volver con su familia” y que sigue rezando y ayunando. La mujer pide que los cristianos del mundo continúen “rezando por ella”. Ante la pregunta sobre cómo pasa el tiempo, Asia respondió: “He perdido el sentido del tiempo. Ya no tengo la idea de una hora, de un mes, de una estación. El único día que recuerdo es el 9 de junio, el día más oscuro de mi vida, cuando fui arrestada. Fue el inicio de una pesadilla para mí y para mi familia”.



Cuando le preguntaron sobre el perdón, Asia explicó: “En primer lugar tuve frustración, rabia, agresividad. Después, gracias a la fe cristiana, después de haber ayunado y rezado, las cosas cambiaron dentro de mí: ya he perdonado a los que me acusaron de blasfemia. Este es un capítulo de mi vida que quiero olvidar”; Asia insistió en que “muchos hermanos cristianos son acusados injustamente como yo”. Mientras la delegación estaba por marcharse, Asia, asustada, grtió entre lágrimas: “¿Cuándo me liberarán?”.


“Es una pregunta que haremos llegar al gobierno paquistaní, a la comunidad internacional, a la Iglesia universal”, dijo en una entrevista con Fides Haroon Barkat Masihi. “Si Asia permanece en aislamiento puede seriamente enfermarse, y esto podría comprometer definitivamente su equilibrio psicológico. Pedimos que las autoridades permitas inmediatamente que un equipo de médicos la revise y que le den atención médica”, prosiguió el dorector de la MF. “Haace poco el Papa Benedicto XVI visitó a los detenidos de una cárcel italiana: creemos que, en su gesto, también incluyó simbólicamente a todos los detenidos del mundo, e incluso a Asia Bibi, que pasará una Navidad triste, en la soledad  de una celda. Pedimos que todos los cristianos del mundo recen por Asia Bibi en Noche Buena, y que eleven sus oraciones al Señor”.











V.I./Redacción
Roma

1 comentario:

  1. Yo estoy siguiendo el caso desde que la conocí, Dios te Bendiga Martir Asia Bibi

    ResponderEliminar