martes, 27 de diciembre de 2011

LAS ÚLTIMAS INFORMACIONES SOBRE LA SÁBANA SANTA DE TURÍN





El origen de la imagen del Santo Sudario sigue siendo desconocido. Este parece ser el núcleo del llamado "misterio de la Sábana Santa".


El ENEA, la agencia nacional para las nuevas tecnologías, la energía y el desarrollo económico sostenible, ha publicado un informe sobre cinco años de experimentos realizados en el centro del ENEA en Frascata sobre "la coloración similar a la que presenta la Sábana Santa de tejidos de lino por medio de radiación de ultravioleta lejano".


En pocas palabras: se ha tratado de entender la manera en la cual ha quedado estampada sobre la tela de lino de la Sábana Santa de Turín la tan particular imagen motivo de su encanto, y que constituye el mayor y más radical de los interrogativos, de "conocer los procesos físicos y químicos que pueden generar una coloración similar a la de la imagen de la Sábana Santa".



Los científicos, Di Lazzaro, Murra, Santoni, Nichelatti e Baldacchini, iniciaron el último examen completo multidisciplinar de la sábana, realizado en 1978 por un equipo de científicos americanos del Sturp (Shroud of Turin Reasearch Project).

La relación del ENEA desmiente de un modo muy claro, la hipótesis de que el Santo Sudario pueda ser obra de un falsificador medieval.

¿Cómo se ha formado la imagen corpórea en el Santo Sudario?

En el informe afirman: "La doble imagen (frontal y dorsal) de un hombre flagelado y crucificado, que aparece a duras penas en el paño de lino de la Sábana Santa de Turín, presenta numerosas características físicas y químicas peculiares que actualmente hacen imposible obtener en el laboratorio una coloración idéntica en todas sus componentes, como se indica en el debate abierto de números artículos, enumerados en las referencias. Esta incapacidad de repetir (y por lo tanto de falsificar) la imagen de la Sábana Santa impide formular una hipótesis fehaciente respecto al mecanismo de formación de la impresión. De hecho, al día de hoy la Ciencia todavía no está en condiciones de explicar de que modo se ha formado la imagen corpórea en el Santo Sudario. Los científicos se lamentan de la imposibilidad de realizar mediciones directas en la tela de la Sábana Santa y en parte podría ser una justificación. De hecho, el último análisis experimental in situ de las propiedades físicas y químicas de la imagen corpórea del Sudario fue efectuado en 1978 por un grupo de 31 científicos en nombre de la Shroud of Turin Research Project, Inc. (STURP)".


"Los científicos usaron instrumentos entonces a la vanguardia, puestos a su disposición por diversas casas productoras, cuyo valor comercial alcanzaba los dos millones y medio de dólares. Efectuaron numerosas mediciones no destructivas de espectroscopia infrarroja, visible y ultravioleta, de fluorescencia de rayos X, de termografía y pirólisis, de espectrometría de masa, de análisis micro Raman, fotografía en transmisión, microsocopía, extracción de fibrillas y test microquímicos".


"Los análisis efectuados en la tela de la Sábana Santa no encontraron cantidades significativas de pigmentos (colorantes, barnices) ni restos de dibujos. En base a los resultados de las decenas de mediciones realizadas, los investigadores del STURP llegaron a la conclusión de que la imagen corpórea no está pintada, ni estampada, ni ha sido obtenida mediante calentamiento. Además la coloración de la imagen se encuentra en la parte más externa y superficial de las fibrillas que constituyen los hilos del tejido de lino, y algunas mediciones efectuadas recientes en fragmentos de tela del Santo Sudario demuestran que el espesor de la coloración es extremadamente fino, equivalente a casi 200 nm, es decir, doscientas veces la milmillonésima parte de un metro, es decir, un quinto de un milésimo de milímetro, correspondiente al espesor de la llamada pared celular primaria de cada fibrilla de lino. Recordemos que cada hilo de lino está formado por casi 200 fibrillas".


Otros datos importantes obtenidos a partir de las mediciones del STURP son los siguientes: la sangre es humana, y no hay imagen bajo las manchas de sangre; el difuminado del color contiene información tridimensional del cuerpo; las fibras que contienen color (de la imagen) son más frágiles que las fibras sin color; la coloración superficial de las fibrillas de la imagen deriva de un proceso desconocido que ha causado oxidación, deshidratación y conjugación de la estructura de la celulosa del lino. "En otras palabras, la coloración es consecuencia de un proceso de envejecimiento acelerado del lino".


No se puede reproducir

Como ya hemos apuntado, hasta hoy todos los intentos de reproducir una imagen en lino con las mismas características han fracasado. Algunos investigadores han obtenido imágenes con un aspecto similar a la imagen de del Sudario, pero ninguno ha conseguido reproducir simultaneamente todas las características microscópicas y macroscópicas. "En este sentido, el origen de la imagen del Santo Sudario sigue siendo desconocido. Este parece ser el núcleo del llamado "misterio de la Sábana Santa": dejando a un lado su edad, ya sea medieval (126-1390) como resulta de la controvertida datación con el radiocarbono, o más antigua como resulta de otros estudios, y también dejando a un lado la verdadera importancia de los controvertidos documentos históricos sobre la existencia del Santo Sudario con precedena al 1260, la pregunta más importante, la "pregunta de las preguntas" sigue siendo la misma: ¿Cómo se ha formado la imagen corpórea en el Santo Sudario?".


El sudario, según los científicos, puede haber sido colocado entorno al cadáver de dos modos: Apoyado sobre el cuerpo y bajo el cuerpo (no completamente en contacto con la totalidad del cuerpo rígido a causa del rigor mortis) o bien ceñido al cuerpo y atado para que estuviera en contacto con casi toda la superficie corpórea.


"La primera forma adquiere valor por el hecho de que existe una relación precisa entre intensidad (esfumado) de la imagen y la distancia entre cuerpo y tela. Además, la imagen está presente también en las zonas del cuerpo que no estaban en contacto con la tela, por ejemplo, justo encima de las manos, alrededor de la punta de la nariz. La segunda modalidad es menos probable porque faltan las deformaciones geométricas típicas de un cuerpo en tres dimensiones en contacto con una sábana bidimensional. Además, falta la huella lateral del cuerpo. Como consecuencia podemos deducir que la imagen no se ha formado por el contacto del lino con el cuerpo".


Las hipótesis

Es precisamente esta observación, "unidad en la extrema superficialidad de la coloración y la ausencia de pigmentos" que " hace extremadamente improbable obtener una imagen como la de la Sábana Santa usando métodos químicos de contacto, tanto en un laboratorio moderno, como a mayor razón por parte de un hipotético falsificador medieval". Bajo las manchas de sangre no hay ninguna Imagen. Esto significa que los restos se sangre se depositaron antes que la imagen. Por lo tanto, la imagen se depositó después de que el cadáver fuera depuesto. Además todas las manchas de sangre tienen contornos bien definidos, sin rebaba, por lo tanto se puede hacer la hipótesis de que el cadáver no fue trasladado fuera de la sábana. "Faltan señales que indiquen putrefacción en las partes correspondientes a los orificios, que se manifiestan en torno a las cuarenta horas de la muerte. Como consecuencia, la imagen no depende de los gases de la putrefacción y el cadáver no permaneció en el sudario más de dos días".


Una de las hipótesis sobre la formación de la imagen era la de una forma de energía electromagnética (por ejemplo un destello de luz de poca longitud de onda), que podría tener los requisitos adecuados para reproducir las principales características de la imagen del Santo Sudario como la superficialidad de la coloración, el esfumado del color, la reproducción de zonas del cuerpo que no estaban en contacto directo con la tela y la ausencia de pigmentos en el tejido.


En los primeros intentos de reproducir el rostro de la Sábana Santa por medio de radiación, se usó un laser CO2 y se logró reproducir una imagen en un tejido de lino de características similares a nivel microscópico. Sin embargo, el análisis microscópico puso en evidencia una coloración demasiado profunda y muchos hilos de lino carbonizados, características incompatibles con la imagen del Sudario. En cambio, los resultados del ENEA "demuestran que un breve e intenso destello de radiaciones UV direccional puede colorar un tejido en modo de reproducir muchas de las peculiares características de la imagen del cuerpo de la Sábana Santa de Turín, incluidas la tonalidad de color, la coloración superficial de las fibrillas mas externas de la trama de lino, la usencia de fluorescencia". Sin embargo, advierten los científicos del ENEA, "hay que subrayar que la potencia total de la radiación UV necesaria para colorar de manera instantánea la superficie de un lino que corresponda a un cuerpo humano de estatura media, equivale a 2000 MW/cm2 es decir, 34.000 miles de millones de vatios para 17000 cm2, lo cual hace que hoy sea prácticamente irrealizable la reproducción de la totalidad de la imagen del sudario usando un sólo láser excimer, ya que esta potencia no puede ser creada por ninguna otra fuente de luz UV construida hasta hoy (las más potentes que se pueden encontrar en el mercado llegan a algunos miles de millones de Watt)".


Pero "la imagen de la Sábana Santa presenta algunas características que no hemos conseguido todavía reproducir -admiten- por ejemplo el difuminado de la imagen debido a una diversa concentración de fibrillas en color amarillo que se alternan con fibras sin color". Y advierten: "No nos encontramos en el momento de la conclusión, estamos componiendo las piezas de un puzzle científico fascinante y complicado". El enigma del origen de la imagen de la Sábana Santa de Turín sigue siendo todavía "una provocación a la inteligencia", como dijo Juan Pablo II.












La Gaceta

No hay comentarios:

Publicar un comentario