lunes, 19 de diciembre de 2011

EXTREMISTAS MUSULMANES CORTAN EL PECHO A UNA MADRE POR AMAMANTAR A SU BEBÉ Y OBLIGAN A OTRAS MUJERES A COMÉRSELO


Según informa la Agencia Fides, cinco extremistas musulmanes entraron en el domicilio particular de una mamá que daba el pecho a su bebé, le cortaron el seno y obligaron a otras mujeres que se  lo comieran. Esta terrorífica  acción perpetrada en nombre de Alá es una de tantas que se producen a diario contra las mujeres en las zonas tribales de Pakistán, que están controladas por los talibanes, con el consentimiento tácito de Islamabad.


Las historias de violencia son frecuentes en el noroeste de Pakistán a lo largo de la frontera con Afganistán. El área está controlada por los talibanes, a quienes el gobierno central en Islamabad ha concedido amplios poderes - que incluye la introducción de la ley islámica, Sharia - con el fin de alcanzar una tregua con los islamistas. Desde el final de la guerra entre el ejército y la milicia, las mujeres son las más afectadas por la violencia extrema, en particular, los dos grupos más en riesgo son las viudas y las niñas. Obligaban a mantener relaciones sexuales a cambio de comida, agua, artículos de primera necesidad, las mujeres prefieren no usar las duchas y las instalaciones, la falta de privacidad, un aumento en los crímenes de honor contra las mujeres violadas primero y luego excluido por considerarse una "desgracia" de la familia que a su vez las mata.


A esto se suma una disminución progresiva (de 39 a 19%) de la influencia de "participación de la mujer" en la sociedad pakistaní, la incapacidad para obtener sus derechos de herencia en los tribunales de la sharia, las reclamaciones de propiedad de la tierra que no son escuchados y quedan sin respuesta. El editor y periodista Farrukh Shahzad manifiesta que los medios de comunicación "están limitados en su acceso a la población por los milicianos." A este respecto, Amina Zaman, activista de los derechos humanos, invita a la sociedad civil: "hay que hablar sobre esta terrible violencia contra las mujeres”. Shazia Georhe, otra activista de los derechos de las mujeres, recita todos los graves abusos que padecen las mujeres en Pakistán: mutilación genital, ataques con ácido, violación y asesinato, añade, la mayoría de los delitos quedan impunes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario