martes, 20 de diciembre de 2011

LAS MONJAS "FUTBOLISTAS" DE KENIA



Un equipo de monjas de Kenia ha querido emular al mismísimo Messi y jugar un curioso partido de fútbol por una buena causa: ayudar a los niños huérfanos de su país.



Las hermanas saltaron al terreno de juego con sus hábitos marrones y concentradas como si fueran a disputar la final de la Copa del Mundo.


Según informa el diario keniano The Standard, el partido se disputó el pasado 3 de diciembre en la provincia de Nyanza (suroeste), cerca del Lago Victoria.

Sores contra guerreros


Un equipo de ocho monjas católicas se enfrentó a los Guerreros de Wajonya, integrados por ocho familiares -la mayoría hombres- del diputado Nicholas Gumbo, cuya esposa, Susan Adhiambo, jugó de guardameta.


Dentro del campo, las servidoras de Dios no se amilanaron ante los guerreros, y fuera contaron con el apoyo de un centenar de hermanas, que bailaban y gritaban al equipo rival: "¡Estamos esperando, que vengan!".


Desorden táctico


Al inicio del encuentro, las hermanas sorprendieron a la concurrencia con pases dignos del mejor Messi, aunque con un cierto desorden táctico que les costó dos goles en los primeros 10 minutos.


Sin embargo, la tenacidad de las futbolistas de Dios no cayó en saco roto y, poco después, desataron el júbilo en la grada, donde se encontraba el presidente del Parlamento de Kenia, Kenneth Marende, al marcar un golazo con un disparo libre directo.


"Hice lo que pude, pero el tiro fue demasiado rápido para el portero. Cuando me tiré, el balón se me escurrió entre las manos", admitió la portera y esposa del diputado Gumbo.


Con todo, los guerreros supieron sobreponerse al contratiempo y acabaron goleando a las monjas por cuatro goles a uno.


"Nunca me habían metido tantos goles desde que empecé a jugar de portera en la escuela", confesó la hermana Basilica Odette, incapaz de mantener su portería a cero pero contenta de ayudar a los 2,5 millones de niños huérfanos y vulnerables que sobreviven en Kenia.

Diputado lesionado


El diputado Gumbo, que se lesionó en el minuto 30 del choque, confirmó que el partido recaudó "una gran suma de dinero" que mejorará la vida de muchos niños desamparados, entre los que quizá haya alguno que sueñe con jugar un día como Lionel Messi.











El Periódico

No hay comentarios:

Publicar un comentario