jueves, 29 de diciembre de 2011

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL LA SONRISA DEL PROFETA DANIEL DEL PÓRTICO DE LA GLORIA?











En el vídeo encontrarás la respuesta



EL PÓRTICO DE LA GLORIA ENTRA EN EL QUIRÓFANO

Los médicos ya tienen el diagnóstico del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, el milagro románico del Maestro Mateo que en breve afrontará un tratamiento de recuperación y conservación de dos años para aliviar los males centenarios que aquejan a uno de los conjuntos esenciales del arte cristiano.


El símil del enfermo explica de forma contundente la realidad de la estructura escultórica central del templo compostelano, en el que decenas de técnicos han trabajado desde el año 2006, cuando arrancaba el denominado Programa Catedral. Ayer, la codirección técnica del proyecto presentó su propuesta de intervención y conservación, el tratamiento para corregir sus dolencias, que ahora debe aprobar la dirección de Patrimonio regional para que el paciente pueda entrar en el quirófano.


Los síntomas del Pórtico, que acumula nueve siglos de humedad y contrastes de temperatura provocados por la desigual exposición a la luz del sol de las diferentes partes del conjunto (las zonas centrales y superiores son las que más cambios de temperatura sufren), son tan evidentes como la pérdida de definición de las figuras, el granulado arenoso de algunas zonas y, sobre todo, el desgaste de las casi desaparecidas cinco capas de policromía que a lo largo de su existencia se superpusieron sobre los cuatro tipos de granito existentes. La investigación planimétrica, los estudios de magnetometría, el videoendoscopio, los ultrasonidos, la vibrometría, los análisis matemáticos, las ortofotos y toda una panoplia de análisis de las sales, de la humedad y las colonias biológicas (algas) de las esculturas han conformado un informe sobre los males del Pórtico que supone todo un diagnóstico.


En primer lugar, el Pórtico está débil por la erosión de las filtraciones de humedad. Día tras día, el agua le llega al Pórtico por la escasa capacidad aislante de las cubiertas del templo, en especial la Torre Sur y la fachada sur de la Torre Norte, con un deterioro muy importante en las zonas más a la derecha del conjunto.


Además, el Pórtico «no respira», explica Javier López, director general de la Fundación Barrié (mecenas del proyecto), porque esa humedad, las corrientes de aire en una zona abierta al público y cientos de años han acumulado sobre la superficie de las esculturas una fina capa de polvo en la que han proliferado poblaciones de algas. Esa capa es un problema acuciante en las juntas entre los bloques, por donde debería salir el agua que cae sobre el conjunto, hoy entumecido hasta el tuétano.

Y puede que las piernasdel Pórtico no soporten el mismo peso. En zonas como la Torre Sur o la Epístola los técnicos detectaron pequeñas derivas en su ubicación, que podrían deberse a modificaciones en los cimientos del edificio. Por ello, los especialistas analizarán también el suelo donde pisa con estudios geotécnicos.


Por último, y probablemente en algunos casos desde el mismo momento de su gestación original, en plena Edad Media, el Pórtico tiene fisuras, grietas, que ya están «identificadas y dimensionadas». Se sospecha que el propio método constructivo reinante en la época pudiese haber provocado algunas de ellas.


Ensayos y tratamiento


Para ver cómo responde el paciente, los técnicos del Programa Catedral han realizado diferentes ensayos: limpieza con cepillos-aspirador, pruebas con láser para recuperar la policromía e incluso infiltraciones, con jeringuilla, de productos químicos en la piedra. El tratamiento tendrá dos fases, de seis y 18 meses, respectivamente. La primera será menos agresiva, con estudios planimétricos y limpiezas preventivas. La segunda, más a fondo, de limpieza de algas y materiales inestables, de fijación de la policromía y cambios de iluminación, además de tareas de conservación. Al mismo tiempo, se eliminará el gran problema de raíz, la humedad.


Desgraciadamente, la piel del enfermo ya no volverá a ser la que era. El Pórtico ganará en color, pero no se añadirán nuevos tintes. Serán modelos virtuales tridimensionales los que nos permitan conocer la capa de oro puro y lapislázuli con tinte azul de la capa original del proyecto.











ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario