miércoles, 31 de agosto de 2011

AUDIENCIA GENERAL EN CASTELGANDOLFO 31/08/2011






Esta mañana a las 10,30 el Santo Padre celebró la tradicional audiencia general de los miércoles, en la plaza de la Libertad de Castelgandolfo, donde transcurre este período de verano.


Al saludar a los peregrinos polacos en su propio idioma, el Papa les recordó que el tiempo de las vacaciones favorece el contacto con las obras de arte y de cultura. Y añadió que “el encanto de la belleza de la creación humana puede conducir a la contemplación de Dios, dador de todo bien y belleza, cuando junto a la admiración del genio del hombre descubrimos el soplo creador del Espíritu Santo”. Por esta razón les deseó que este estupor se experimente cada vez más.


Asimismo el Sato Padre dirigió un saludo cordial a los peregrinos húngaros, especialmente a los procedentes de Budapest y de Miercurea Ciuc, a quienes animó a “proseguir con generosidad en su empeño de testimonio cristiano, en la escuela y en la sociedad. Y pidiendo la intercesión de San Esteban, rey de Hungría, les impartió a todos ellos, y a sus familiares, su bendición apostólica.


Al saludar a los peregrinos eslovacos, el Obispo de Roma de dirigió de modo particular a los militares, policías, bomberos y miembros de la policía penitenciaria, a quienes animó a ser “fuertes en la fe siguiendo el ejemplo de su patrono, San Sebastián, a la vez que les pidió que sean servidores responsables de “la paz, la justicia y el bien común”.


También saludó cordialmente a los peregrinos croatas, especialmente a los alumnos del Liceo clásico arzobispal de Zagreb, a quienes deseó que cada uno cultive un sincero amor por Cristo y su Iglesia. De la misma manera, hablando en búlgaro el Papa dio su bienvenida a los jóvenes de la diócesis de Sofía, a quienes exhortó a ser valerosos testigos de Cristo en el ambiente en que viven.


A los fieles rumanos el Papa les aseguró su recuerdo en la oración, a fin de que puedan vivir “en plenitud y con alegría su fe cristiana”; mientras al dirigirse a los peregrinos de lengua italiana, saludó de modo particular a los Obispos amigos de la Comunidad de San Egidio, así como a los fieles procedentes de diversas parroquias, acompañados por sus párrocos y a los recién casados que asistieron a esta audiencia general, deseando a todos que este encuentro “refuerce en cada uno la renovada adhesión a Dios, fuente de luz, de esperanza y de paz”.


Saludos que Benedicto XVI dirigió a los numerosos peregrinos procedentes de América Latina y de España


Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los universitarios de la Arquidiócesis de Rosario, a los grupos venidos de Santiago de Chile, así como a los demás fieles provenientes de España, Guatemala, Argentina y otros países latinoamericanos. Invito a todos a llegar a Dios, Belleza suma, a través de la contemplación de las obras de arte. Que éstas no sólo sirvan para incrementar la cultura, sino también para promover el diálogo con el Creador de todo bien. Que el Señor siempre os acompañe.





Traducción de María Fernanda Bernasconi - RV

No hay comentarios:

Publicar un comentario