sábado, 20 de agosto de 2011

CIENTOS DE MILES "JÓVENES JMJ" VAN LLEGANDO AL AERÓDROMO DE CUATRO VIENTOS EN MADRID


Los responsables de la JMJ encaran todo un reto: mover al millón de personas que han venido a ver al Papa Benedicto XVI hasta el aeródromo de Cuatro Vientos, y sacarlos de allí después. Todo ello, en apenas 24 horas, que son las que quedan de la visita papal a Madrid dentro de la Jornada Mundial de la Juventud. El transporte público, las rutas peatonales y la paciencia serán sus principales armas.



Las dos últimas jornadas del Papa Benedicto XVI en la ciudad vendrán acompañadas de nuevos cortes de tráfico en las zonas por las que se desplace: las cercanías de la catedral de la Almudena hoy por la mañana, el Instituto San José y la base aérea de Cuatro Vientos por la tarde-noche. Precisamente éste será el punto neurálgico hacia el que se desplazarán el millón de peregrinos que han llegado a Madrid por la JMJ.


Próxima parada, Cuatro Vientos 
Cuatro Vientos se convierte, desde hoy, en el epicentro de este gran «huracán» de jóvenes. Las puertas del aeródromo abrirán a las 12 del mediodía para los peregrinos.

Mejor llevar la comida

Allí les esperan distintas zonas, donde podrán acampar para la Vigilia nocturna los peregrinos con pase —los inscritos—. También los que no tienen pase tendrán su espacio reservado. El recinto está dotado de todo tipo de servicios: tiene una decena de baños públicos, tiendas, puntos de información, seis salidas de emergencia, y siete puestos fijos del Samur para atender incidencias.



Cuando los peregrinos quieran comer, tendrán que canjear sus tickets de manutención en alguno de los 14 bares y cinco puestos de comida instalados en Cuatro Vientos. Allí también podrán comprar comida quienes no tengan tickets, aunque en previsión de un más que probable «atasco», la organización aconseja que en estos casos se lleven su propia comida. Sí habrá, garantizan, varias fuentes públicas de agua.



Para llegar a Cuatro Vientos, a lo largo de hoy sábado podrá utilizarse el Metro —en sus horarios habituales—, y también el Cercanías, que refuerza su servicio. O el autobús lanzadera puesto en marcha por el Ayuntamiento, y que funcionará durante toda la jornada —incluida la noche— ininterrumpidamente.



Claro que otra opción es ir a pie: hay tres estaciones de Metro y Cercanías conectadas peatonalmente con el aeródromo, que son las de Aviación Española, Las Águilas y La Peseta. Y para los más atrevidos, caminar desde la Puerta del Sol a Cuatro Vientos se calcula en unas dos horas.



La otra gran «operación Cuatro Vientos» será la de salida: el millón de fieles que acompañen al Papa en su misa saldrán de allí a partir de las 12.30 horas. Tendrán como medios los transportes públicos —autobús lanzadera, Metro y Cercanías—, mas los autocares que la organización disponga a tal efecto. Se impedirá la circulación de cualquier vehículo privado dentro del área limitada en esta zona desde el mediodía del domingo para garantizar la seguridad del intenso tráfico de peatones que se espera a partir de entonces. Este corte podría prolongarse hasta las 15.00 horas, aproximadamente.



El resto de recorridos del Papa hasta su marcha, el domingo a las 19.00 horas, apenas afectarán a la circulación: sólo se cortará el tráfico al paso de la comitiva.






No hay comentarios:

Publicar un comentario