sábado, 20 de agosto de 2011

EL PAPA HA CONFESADO A CUATRO JÓVENES EN EL MADRILEÑO PARQUE DEL RETIRO















Benedicto XVI ha dado la absolución a dos chicos y dos chicas menores de 30 años en una «Fiesta del Perdón»


El Papa Benedicto XVI ha confesado hoy a cuatro jóvenes durante 40 minutos en uno de los 200 confesionarios ubicados en el Parque madrileño del Retiro, participando así de la 'Fiesta del perdón'.



El Pontífice ha llegado pasadas las 9.00 horas y se ha marchado cuarenta minutos más tarde para dirigirse a la catedral de la Almudena donde celebra una Misa con seminaristas. La identidad de los cuatro penitentes a los que el Papa ha confesado se ha querido preservar, según han explicado fuentes de la organización de la Jornada Mundial de la Juventud a Europa Press. Sólo se conoce que han sido dos chicas y dos chicos menores de 30 años y el único requisito para ser confesado por el Pontífice era que tenian que saber inglés, italiano, francés o alemán, cuatro idomas que domina el Papa.



Para esta ocasión, se ha reservado el primero de los confesionarios situado enfrente de la carpa de la Adoración, que custodian las Hermanas de la Caridad. Además, para respetar la intimidad del acto, se han colocado dos paneles, de tal manera que no se podía ver al Papa y al penitente. Tras la absolución del último de los cuatro jóvenes, el Pontífice ha saludado a las autoridades eclesiales presentes y ha bendecido a una familia que ha podido permanecer todo el tiempo en la zona de los confesionarios para saludar al Papa.



En declaraciones a Europa Press, Teresa, la madre de la familia bendecida, ha afirmado que para ellos ha sido "un regalo de Dios", algo que no esperaban que les pudiera ocurrir "nunca". "Nos hemos puesto guapos para recibir al Santo Padre mis cuatro hijos, mi marido y yo, y hemos tenido la gran suerte de que nos haya bendecido", ha relatado emocionada.



Fuera de la zona de seguridad, y a unos cien metros aproximadamente de los confesionarios, se encontraban cientos de personas que desde las 7.00 horas han venido al Retiro para recibir al Papa. En primera fila se encontraba un grupo de peregrinas madrileñas que han afirmado que les hubiera "entusiasmado" ser uno de los jóvenes penitentes. "Qué afortunados", ha asegurado una de ellas, que también ha reconocido que a lo mejor se habría quedado "en blanco" ante la "impresión" de estar tan cerca del Papa. Benedicto XVI ha llegado desde la Nunciatura en un coche oficial y ha entrado en el Retiro por la avenida de Menéndez Pelayo. Sin embargo, para dirigirse a la Almudena ha subido al papamóvil y ha pasado por delante del público congregado, que gritaba reiteradamente "Viva el Papa".










ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario