lunes, 22 de agosto de 2011

EL SUPERIOR GENERAL DE "LOS LEFEBVRIANOS" CONVOCADO AL VATICANO
















El 14 de septiembre, el obispo Fellay discutirá con la Santa Sede sobre un posible acuerdo



El obispo Bernard Fellay, superior general de la Fraternidad San Pío X (fundada por monseñor Lefebvre), ha sido convocado al Vaticano; la cita será el próximo 14 de septiembre. Es el primer encuentro tras las entrevistas doctrinales que durante el último año han sostenido en Roma delegaciones de la Santa Sede y de los lefebvrianos.
 

 
Desde 2009, la Comisión Ecclesia Dei, que se ocupa de la relación con la Fraternidad San Pío X, pasó a formar parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y su dirección fue asignada a monseñor Guido Pozzo.



En los últimos meses terminaron las entrevistas doctrinales, en las que se afrontaron todos los que los lefebvrianos consideran “nudos problemáticos”, es decir, algunos puntos del Concilio Vaticano II que representarían una ruptura con la tradición de la Iglesia.


 
Ahora, el Vaticano debería someter a Fellay los protocolos para llegar a un acuerdo que aclare los puntos doctrinales para interpretar el Ceoncilio II según la hermenéutica de la continuidad en la reforma que Benedicto XVI sugirió en diciembre de 2005, como la interpretación más auténtica de los textos del Vaticano II.



Solamente si lograrán superar las dificultades doctrinales, se podrá llegar a un acuerdo sobre las propuestas canónicas que resuelva la situación en la que se encuentran las comunidades lefebvrianas. Anque el Papa, con un gesto de benevolencia (en enero de 2009), retiró la excomunión a los cuatro obispos ordenados por Lefebvre, los obispos y los sacerdotes de la Fraternidad viven todavía en un estado de irregularidad canónica.
 
 


La propuesta, que ha sido estudiada por el Vaticano prevé que los lefebvrianos instituyan una estructura semejante a la que el Papa ha ofrecido a los anglicanos que pretenden volver a la comunión con la Iglesia de Roma. De esta forma, la Fraternidad dependería de la Santa Sede (y precisamente de la Comisión Ecclesia Dei) y podría mantener sus características sin tener que responder a los obispos de las diócesis.
 



El encuentro del 14 de septiembre, que Vatican Insider ha confirmado, representa un nuevo paso en el camino que han recorrido durante estos años. Pero sería prematuro hacer algún pronóstico, pues dentro de la Fraternidad conviven diferentes sensibilidades y hay una parte que considera difícil llegar a un acuerdo.




Hay que recordar que el Papa Ratzinger, con la intención de cerrar definitivamente el mini cisma lefebvriano, ha dado dos pasos muy significativos: ha liberalizado el viejo misal preconciliar y ha retirado las excomuniones de 1988.







Andrea Tornielliciudad del Vaticano

No hay comentarios:

Publicar un comentario