viernes, 2 de diciembre de 2011

EL CARDENAL BERTONE CUMPLE 77 ESPLÉNDIDOS AÑOS














Hoy el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, cumple 77 años: Nació en Romano Canavese el 2 de diciembre de 1934. A pesar de las infinitas voces que hace algunos meses circulaban sobre en inminente cambio en el cargo más alto de la "sala de dirección" de la Curia Romana, el primer colaborador de Benedicto XVI permanece en sus funciones. En diciembre de 2009, con una carta en la que reconocía también sus límites, Bertone presentó al Papa Ratzinger su dimisión, como todos los obispos de la Iglesia Católica están obligados a hacer, tanto en las diócesis como en la Curia Romana, cuando alcanzan los 75 años de edad.  Benedicto XVI la rechazó, invitando a su colaborador principal, por escrito con un mensaje de elogio, a permanecer a su lado y en su puesto.


Los colaboradores más cercanos del purpurado originario del Canavese, están convencidos de que Bertone, seguirá siendo Secretario de Estado durante todo el Pontificado de Benedicto XVI, o por lo menos hasta que cumpla 80 años, es decir, hasta diciembre de 2014. Su predecesor, Angelo Sodano, actual decano del Colegio Cardenalicio, vio anunciado el nombre de su sucesor tras haber cumplido 78 años. Pero hay que recordar que en ese caso, el año anterior, había tenido lugar el cónclave. Si Juan Pablo II hubiera vivido algún mes más, la dimisión del Sodano con 77 años habría sido aceptada y habría sido nombrado sucesor, con toda probabilidad, el cardenal Giovanni Battista Re.  Nada más ser elegido, en el 2005, Benedicto XVI confirmó inicialmente a Sodano como Secretario de Estado, nombrando su sucesor el año siguiente.


El cardenal Agostino Casaroli, Secretario de Estado del Papa Wojtyla desde 1979 al 1990, en cambio, dejó su cargo dos semanas después de haber cumplido 76 años. Pero, es imposible hacer otras comparaciones con los precedentes jefes de la diplomacia vaticana, ya que el predecesor de Casaroli, Jean Villot, nombrado por Pablo VI en 1969 y confirmado por Juan Pablo II en 1978, falleció al improviso en marzo de 1979 con 73 años. Su antecesor en el cargo era Amleto Cicognani, elegido por Juan XXIII y confirmado por Pablo VI, que fue Secretario de Estado hasta los 86 años. Pero su caso no puede ser tenido en cuenta porque fue nombrado antes de la introducción de la regla de la dimisión.


La regla de la renuncia a los 75 años fue establecida por el Concilio Vaticano II y luego ratificada por los reglamentos de la Curia Romana. En Diciembre de 1970, Pablo VI incluyó el motu propio Ingravescentem aetatem, con el cual ratificaba la invitación a presentar la dimisión alcanzada la edad de 75 años, estableciendo al mismo tiempo que al cumplimiento de los 80 años los cardenales cesaran en todos los cargos, comprendido el de  miembros de los dicasterios curiales, y perdieran el derecho a ser electores del Papa quedando excluidos del cónclave. 

El cargo de Secretario de Estado, no tiene fecha de vencimiento como los cargos de cinco años de los dicasterios de la curia, ya que se basa en una relación de confianza con el Pontífice, que puede decidir en cualquier momento su sustitución.  Durante los últimos años del papado de Juan Pablo II, después de que Sodano cumpliera los 75 años, otros titulares de cargos cardenalicios -como por ejemplo el Presidente del Gobernatorado Edmun Casimir Szoka- hicieron presente que dejarían el cargo con mucho gusto si también lo hubiera hecho su coetáneo el Secretario de Estado.  Actualmente la situación es diversa y no hay jefes de dicasterios importantes que hayan alcanzado la edad de dimitir, excepto el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, William Levada, que tendría que dejar su cargo en los primeros meses del próximo año para retirarse en los Estados Unidos.



El cardenal Bertone, además de ser Secretario de Estado, también es Camarlengo de la Santa Romana Iglesia, es decir, quien preside la Sede Vacante, durante el periodo que va desde la muerte de un Papa hasta la elección de su sucesor.










V.I./ANDREA TORNIELLI

No hay comentarios:

Publicar un comentario