domingo, 22 de enero de 2012

"BARCELONA ES VIDA" SE UNE EN WASHINGTON A LA "MARCH FOR LIFE" CON LA PARTICIPACIÓN DEL SACERDOTE CUSTODIO BALLESTER





El sacerdote Custodio Ballester, "Custodio de la Vida en Barcelona", se ha desplazado a Washington para participar en la MARCH FOR LIFE.  

Por otro lado, las diferentes asociaciones que organizaban una marcha por la vida en Barcelona los días 25 de cada mes, recientemente, se han unido en la Plataforma BARCELONA ES VIDA. Esta plataforma manifiesta que se ha marcado como objetivos la recuperación de la conciencia moral de la sociedad, y la promoción entre los católicos del testimonio público en defensa de la vida, y la oración. 

*************************

Cada año por esta época comienzan a llegar a la capital estadounidense decenas de miles de personas que se congregan ante el Capitolio Nacional por una razón: Quieren marchar para defender la vida del no nacido. Se reúnen hombres y mujeres de diferentes credos religiosos, convencidos de que los bebitos que se encuentran en el vientre de su madre son seres humanos y tienen la misma dignidad y el derecho a vivir de cualquier otro habitante de este planeta.




Siguen la ruta de la Corte Suprema de Justicia con cantos y consignas: "Nosotros defendemos la vida", "paren el aborto", "el aborto mata las personas", dicen. Este evento se realiza cada 22 de enero. Este año será el lunes 23. Las bajas temperaturas que azotan en esta época al hemisferio norte no son impedimento para que viajen y caminen por las calles del DC.




La razón de que sea en esta marcha se debe a que el 22 de enero de 1973 el Tribunal Supremo dictó el fallo Roe v. Wade que indica que los estados no pueden prohibir el aborto. Esto significa que cualquier mujer puede abortar en Estados Unidos, independientemente de su edad y sin el consentimiento de sus padres. Cualquiera que sea el motivo, o si simplemente no hay motivo alguno.




Hoy en Estados Unidos se practican cerca de 1.600.000 abortos al año. De cada tres embarazos, uno termina en aborto. Sólo un uno por ciento se lleva a cabo por violación o incesto y sólo un siete por ciento se atribuye a peligros para la salud física o psicológica de la madre. Hace algunos días, varios medios revelaron que en Nueva York un 40 por ciento de los embarazos termina en aborto.




La cultura del aborto se difunde en países como Colombia, donde hace casi seis años esta práctica ha dejado de ser un delito punible. Esto se logró en gran parte por el apoyo de varias ONG norteamericanas que justamente se lucran de las millonarias utilidades que genera el aborto.




En los días que rodean la marcha se realizan además eventos académicos y culturales que ayudan a concientizar sobre las consecuencias que tiene desproteger la vida del ser humano los primeros nueve meses de su vida. El resumen: el derecho a la vida debe garantizarse, "independientemente de su estado de salud y de su condición de dependencia".




Sin embargo los principales medios como CBS o The New York Times guardan total silencio. Nunca lo mencionan, como si este evento no hubiera ocurrido?




Y a pesar de que la cobertura mediática sea baja, el número de asistentes en cambio asciende. En la primera marcha, en 1974, acudieron 20 mil personas. El año pasado, participaron 400 mil. Y el promedio de edad cada vez es más bajo. El 50 por ciento de los marchantes tiene menos de 30 años. Jóvenes en su mayoría, convencidos de que la vida hay que defenderla desde el primer instante, pues ven que en estos 39 años el aborto no le ha hecho ningún bien a la institución familiar en E.U., más bien la ha debilitado.  (Elcolombiano.com/Carmen Elena Villa Betancourt)









No hay comentarios:

Publicar un comentario