viernes, 20 de enero de 2012

MANIFESTACIONES EN ITALIA CONTRA UNA OBRA DE TEATRO "BLASFEMA"



Ya cuando se estrenó en París en el otoño pasado hubo polémicas. Pero nada con lo que está suscitando en Italia, donde está previsto que el próximo martes se lleve a escena en el teatro Parenti de Milan en medio de fuertes medidas de seguridad, manifestaciones en su contra, vigIlias de protesta, rosarios y misas reparadoras... Hasta el Vaticano se ha puesto en pie de guerra contra ella. Hablamos de 'Sobre el concepto de rostro en el hijo de Jesús', del director italiano Romeo Castelluci. La pieza cuenta la relación entre un hijo y su anciano padre en estado de absoluta decadencia física, incapaz siquiera de controlar sus esfínteres, y la indignación e impotencia que ese hijo siente al contemplar la degradación de su progenitor.

El problema es que la escenografía de la obra está presidida por una enorme reproducción del bellísimo Jesús pintado en el siglo XV por Antonello de Messina. Y que, en un momento dado, contra esa imagen se lanzan piedras y (dicen) que hasta excrementos. Todo, en un intento por expresar la rabia que siente ese hijo ante Dios por pemitir que haya reducido a su padre a ese ser incapaz de valerse por si mismo.

"Es ofensiva contra el Jesús Nuestro Señor y con los cristianos", sentencia en una carta el número tres de la secretaría de Estado Vaticana, monseñor Peter Brian Wells. "Su Santidad espera que cualquier falta de respeto hacia Dios, los santos y los símbolos religiosos encuentra una reación seca y compuesta por parte de la comunidad cristiana", añade.

Por su parte Castellucci sostiene que toda está falsa polémica ha sido alimentada por grupos franceses ultra-católicos y que no es cierto que se lancen heces contra la imagen de Jesús. "No. Lo que hay es un hijo que le cambia los opañales a su padre incontinente. Cambiar los pañales a un padre es un acto de amor, aunque sea desagradable. Esta obra ha sido concebida como una oración", afirma en declaraciones a La Repubblica. Castellucci admite, eso sí, que el retratro de Cristo es desgarrado. "Sí, pero luego retorna en forma de proyección, con este mesaje sobre la pared: 'Tú eres mi pastor'".

"Ante las amenazas, las mentiras y la falta de argumento no sé qué decir... No hay, ni ha habido nunca, nada de blasfemo en la obra. Es todo un gigantesco equívoco alimentado por algunos", sostiene Andrée Ruth Shammah, el director del teatro Parenti de Milán. "Castellucci está dispuesto a reunirse con el cardenal Scola (el arzobispo de Milan). Estamos dispuestos a retrasar el estreno del espectáculo a cambio de tener este diálogo y poder aclarar las cosas".

Pero, por ahora, el estreno de la pieza y las numerosas manifestaciones de protestas siguen adelante.






El Mundo / Irene Hdez. Velasco / Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario