viernes, 27 de enero de 2012

CRÓNICA DEL "CUSTODIO DE LA VIDA EN EL ARZOBISPADO DE BARCELONA" SOBRE SU PARTICIPACIÓN EN LA MARCH FOR LIFE DE WASHINGTON




El sacerdote Custodio Ballester, impulsor de la plataforma "BARCELONA ES VIDA", nos ha enviado una crónica de su participación en la March for Life de Washington, que queremos compartir por su importante valor testimonial.


El día 20 de enero volé a Washington DC para participar en la Convención y en la March for Life del lunes 23 de enero, 39 aniversario de la promulgación de la ley del aborto en los Estado Unidos. Fue fruto de una sentencia del Tribunal Supremo: "Vade versus Road". Comisionado por la Plataforma Barcelona es Vida, me encontré allí con Alvaro Zuloeta de HO y Derecho a Vivir con el que hicimos un buen tádem. Tres cosas viví y me impresionaron:


La Convención de la March for Life: Allí constaté la profunda unidad y amistad que viven los diferentes movimientos prolife americanos. Son diferentes, tienen diversas actividades y sensibilidades en un gran país, pero están unidos: “UNITE on the Life principles to overturn Roe v. Wade” No Exception! No Compromise! En Usa es el pueblo el que está presionando al Poder de abajo arriba. En Washington me di cuenta que la unidad de los prolife quebrará el sistema abortista.


El Memorial Nacional de Oración por los no nacidos: En el Capitolio de Washington, ver a los clérigos de las diversas confesiones cristianas orando con los salmos y la Palabra de Dios, proclamando el valor infinito de cada vida humana fue un regalo para mí. Todos estábamos convencidos que nuestra unidad ecuménica para defender y clamar por los no nacidos es voluntad de Dios. Al final cantaron todos “God bless America” y me saltaron las lágrimas y eso que no soy americano. Pedían la bendición de Dios para América y la bendición es la vida de los que deben nacer.


La Marcha: La mayoría de los 500.000 eran jóvenes. Se sentía pasión fuerza, convicción, los carteles eran duros, provocativos, pero sinceros. Cientos de personas encontramos que antes de la Marcha subían hacia el Capitolio: iban a entrevistarse con su senador, a recordarle que debe su cargo a los votos prolife y por ello debe comprometerse. Eso en Europa es impensable. Aquí los votas, se meten en su despacho y te olvidan. En la Marcha encontré a Thomas Upsur, lider de los “The biker prolifers”. Allí estaba con un grupo de moteros provida. Yo le dije: “Le agradezco la acogida que nos han dispensado a los extranjeros que hemos venido de Europa a la Marcha”. Thomas me contestó: “Todos los que habéis venido de Europa a la March for Life, todos los extranjeros que habéis venido a los Estados Unidos a luchar con nosotros en la defensa de los hijos no nacidos de esta nación, ¡sois tan americanos como nosotros!”. Se me volvieron a saltar las lágrimas y lo abracé.


El Rose Dinner: La Cena de la Rosa, la clausura de la Convención.Tuvieron un especial saludo para los españoles, italianos y alemanes que habíamos participado. Conocí al Padre Pavone, de Priests for Life, a Lila Rose, de Action Living, al P. Salomón, de Sacerdotes por la Vida… El discurso del Fiscal General de Virginia, Mr. Cuccinelli, fue fenomenal. Nos dijo que "el cambio de mentalidad sobre el aborto no vendrá del Capitolio sino de la predicación de las iglesias". Que las iglesias que tienen problemas son las que defienden el valor de la vida de los no nacidos. Por eso son perseguidas. En cambio las que callan no tienen problemas porque están muertas. USA sólo prosperará "si se vuelve a fundar sobre los valores que fundamentan la Constitución americana: el respeto a la vida de todos, también la de los no nacidos".


En Washington, viendo la grandeza del pueblo provida, pensaba: ¡Barcelona no está sola! ¡No está sola! Tiene un vasto mundo de su lado. Puede formar bloque con los provida de España, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania y Polonia, Europa entera e Iberoamérica, Asia, Africa y Oceanía. Allí continúa la lucha. Un inmenso pueblo se levanta...


Esta guerra contra la Muerte no se limita al triste territorio de nuestra ciudad, de nuestro país. Esta guerra no se decidió el día en que se aprobaron las leyes del aborto. Esta guerra no se decidió el día en que comenzaron a abortar en el Hospital de San Pablo, en San Juan de Dios, Granollers y Sant Celoni. Esta guerra no se decidió el día en el que los responsables eclesiásticos decidieron callar... Esta guerra es una guerra mundial. Todos los errores, todos los retrasos, todos los sufrimientos no impiden que haya, en el universo, en la tierra y en el Cielo, todos los medios necesarios para neutralizar un día a nuestros enemigos: los enemigos de la vida de los no nacidos. Hoy tal vez aplastados los provida por la fuerza política y económica, podemos vencer en el futuro con una fuerza superior: la que nos dará el Señor de los ejércitos. El destino del mundo está en juego.


Pase lo que pase, la llama de la Resistencia no debe apagarse y no se apagará.


P. Custodio Ballester








1 comentario:

  1. El padre Custodio Ballester, es un valiente sacerdote que su fe son obras, practica lo que dice, y con su mirada transparente nos anima a todos a ser valientes y decir lo que dijo su buen amigo, hermano y Papa el Beato Juan Pablo II, una vez soñé que llegaba a ser Papa y si sigue así lo será, intelectual, humilde, campechano, sincero, jovial, madre mía es que atrae multitudes y llega con su carisma, que Dios le bendiga y le guarde.
    Esteban Martinez Leon, y familia

    ResponderEliminar