viernes, 13 de enero de 2012

ESTREMECEDOR VÍDEO SOBRE LA HAMBRUNA EN SOMALIA



Más de 4.000.000 de personas están en condiciones de inseguridad alimentaria en Somalia, de estos, 3.000.000 de personas en el sur de el país.  Esto es lo que informa el sexto informe de situación de Caritas Somalia, enviado a la Agencia Fides.


El documento recuerda que la hambruna en Somalia tiene dos causas principales: la escasez de precipitaciones en las dos temporadas anteriores (octubre-diciembre de 2010 y abril-junio de 2011) y la falta de una pronta respuesta humanitaria en el sur en septiembre-octubre de 2011. Este último factor viene de la combinación de una respuesta inadecuada por parte de la comunidad internacional y el acceso muy limitado a la asistencia humanitaria en la zona debido a la política de los Shabaab.


El sur de Somalia es ahora el escenario de combates entre los Shabaab y las tropas de Kenya, que oficialmente intervienen para poner fin a las incursiones de los bandidos en territorio somalí. El 28 de noviembre, los Shabaab han expulsado a 16 agencias de ayuda humanitaria y algunas oficinas fueron saqueadas. Debido a esta política, entre 400.000 y 600.000 personas dejarán de contar con la asistencia de las organizaciones humanitarias.


La situación en Somalia sigue siendo extremadamente difícil. Cáritas para el año 2012 tiene la intención de centrar sus actividades, entre otras, en las siguientes áreas: tratamiento y prevención de enfermedades como el cólera, el envío de alimentos o dinero para comprar alimentos en los mercados locales, suministro de agua potable y servicios de saneamiento, apoyo médico y psicológico, especialmente para las mujeres y los niños víctimas de violencia sexual.


La ONU declaró oficialmente el estado de hambruna en dos regiones del sur de Somalia, advirtiendo que solo una acción urgente y a gran escala podrá salvar a 12 millones de personas en todo el Cuerno de África que se enfrentan a una crisis desesperada.

La situación más crítica afecta directamente a cientos de miles de personas de las dos zonas de Somalia, el sur de Bakool y Lower Shabelle, que tienen tasas de malnutrición de hasta el 50% de la población, aunque dentro de uno y dos meses se extenderá por todo el país.

 
"Cada día que nos retrasemos en prestar asistencia es, literalmente, cuestión de vida o muerte para los niños y sus familias en las áreas afectadas por la hambruna", alertó el coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU para Somalia, Mark Bowden, en Nairobi.



No hay comentarios:

Publicar un comentario