sábado, 14 de enero de 2012

LOS "INDIGNADOS" PROPONEN OCUPAR LA PLAZA DE SAN PEDRO EN EL VATICANO











Un grupo de “indignados”, la mayor parte de ellos franceses y españoles, ocuparon parte de la plaza con algunas tiendas y uno de ellos se subió al árbol de Navidad


Los “indignados”, provenientes de diferentes naciones, se manifestaron en Plaza San Pedro, mientras uno de ellos se subió al Árbol de Navidad, cerca del obelisco.


La convocatoria partió del sitio indignado.org, en el que se puede leer el siguiente mensaje, titulado “Word revolution, 15 M stop al poder” y publicado el 11 de enero de 2012: «Es una propuesta de ocupación de 3 días en la Plaza de San Pedro de Roma, para el día 15 de Mayo de 2012. El propósito es hacer coincidir en ese día, un año de ocupaciones y protestas del 15M en todo el mundo, y usar la plaza del Vaticano como plataforma de lanzamiento de las propuestas del movimiento».


Al llegar a la Plaza San Pedro hoy alrededor del mediodía, los manifestantes montaron tiendas de campaña y distribuyeron un comunicado. Entre los eslóganes que lanzaban: «libertad»,  «no a la violencia», pero también «iglesia corrupta», «Papa criminal» o «que el Vaticano pague impuestos como todos».


Uno de ellos, que llevaba una túnica con la frase «corazón indignado» también mostraba una pancarta que decía «álzate y anda». Con el megáfono anunciaron un nuevo encuentro de “indignados” en la Plaza de San Juan.


Los agentes de la policía primero vigilaron la situación e hicieron que los manifestantes se movieran para dejar libre el área que rodea el Árbol de Navidad.


Después, las fuerzas de seguridad vaticanas detuvieron a algunos jóvenes franceses, entre los que se encontraba el que se subió al árbol para evitar el arresto.


Los indignados comenzaron una asamblea en el área de la plaza que da a la Basílica, y anunciaron que no se moverán del sitio hasta que sus compañeros sean liberados. Sostienen, de hecho, que manifestarse y subirse al árbol representan, al máximo, un delito administrativo que puede merecer una multa, pero no el arresto.










V.I. /Redacción
Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario