miércoles, 17 de agosto de 2011

LA FERIA VOCACIONAL YA ESTÁ EN EL PARQUE DEL RETIRO DE MADRID












Un ambiente de fiesta se respira en el Parque del Retiro Madrid convertido, desde este martes, en uno de los puntos de reunión de cientos de jovenes peregrinos participantes en la Jornada Mundial de la Juventud. Durante toda esta semana el Paseo de Coches albergará dos de las más importantes actividades programadas, la Feria vocacional y la llamada Fiesta del Perdón.



A las puertas del parque, una legión de voluntarios recibe a los grupos de peregrinos venidos de todas partes del mundo y les ayudan a dirigirse a aquellas actividades por las que muestran un mayor interés. Al ser preguntados, todos confiesan sentirse encantados con la organización del evento y agradecen la acogida que Madrid les está ofreciendo. "Toda la gente aquí es muy amable y nos tratan muy bien" decía un peregrino llegado desde Zimbabue con otros 130 jóvenes, y añadía: "aquí somos todos del mismo color".

 
Tras esta primera bienvenida, la mayoría se dirige hacia la Feria vocacional, una actividad que en esta edición cuenta con 68 casetas dispuestas en hilera y que se ha convertido, durante todo el día, en un incesante ir y venir de gente.  Allí los visitantes pueden obtener, de primera mano, información acerca de los distintos movimientos e instituciones de la iglesia.


La Feria vocacional 2011


Las casetas que en otros momentos del año acogen a los representantes de las principales editoriales albergan, en esta ocasión, todo un muestrario de congregaciones y órdenes religiosas que van desde las de más larga tradicion, carmelitas, agustinos, jesuitas, etc., a otras de muy reciente constitución y variada procedencia.



Si se comienza el recorrido por la parte más cercana a la madrileña calle Alcalá, son las representantes de Tautra Mariakloster las primeras en recibir al visitante. Se trata de una orden de religiosas noruegas, cuya singularidad es ya toda una señal de lo variopinto de la representación que nos espera. Esta institución está formada nueve monjas, entre ellas dos novicias, que viven recluidas en una espectacular casa de oración en el país nórdico. La hermana que atiende el stand se muestra encantada de poder contar con nuevas vocaciones en su congregación y espera poder transmitir su mensaje al resto de los visitantes.


En busca de nuevas vocaciones


Y es que ayudar al florecimiento de nuevas vocaciones es el objetivo último que se plantean los organizadores de la Feria vocacional, aunque como reconocen todos los entrevistados, no es algo fácil de conseguir en estos tiempos. Según comentaba una religiosa pasionista, la solidaridad está muy presente entre los jóvenes, sin embargo, el compromiso personal a largo plazo es más dificil de conseguir.



Una idea en la que coincide la hermana Fátima, una jóven novicia española perteneciente a la congregación de "Religiosas de María Inmaculada" para la que su "decisión muy meditada" de seguir la vocación religiosa supuso todo un rosario de impedimentos e incompresiones que no han hecho más que reforzar sus convicciones religiosas. "Somos gente normal" dice rotunda esta hermana que se confiesa absolutamente convencida del paso que dará en unos meses cuando tome sus votos temporales.



Con la misma emoción juvenil se expresaba, también, la hermana Francisca, una religiosa misionera que ha ejercido su labor en la India durante treinta años. Desde la caseta de las Obras Misionales Pontificias explica la labor que esta congregación realiza en las distintas partes del mundo y se emociona al recordar a su país de acogida al que no puede volver por falta de visado tras una ausencia de cinco años. Ella también coincide en que, en la España actual, no es fácil que se desarrollen nuevas vocaciones


Vocaciones en alza


Sin embargo, en otros países la incorporación de jóvenes a las órdenes religiosas parece estar en alza. Latinoamérica y Asia se perfilan como cantera de nuevas miembros. Brasil poco a poco, se está convirtiendo en el epicentro de un gran número de congregaciones que se están expandiendo por todo el continente y por el mundo con gran rapidez. En esta edición de la feria están  presentes, procedentes de este país, La Fraternidad Arca de María o los Heraldos del Evangelio, dos instituciones constituidas muy recientemente y que se muestran muy satisfechas del gran número de seguidores que tienen en todo el mundo.



Estos últimos, además, añaden un colorido especial de la feria por su llamativo atuendo que recuerda más a las antiguas órdenes militares que a los tradicionales hábitos religiosos. Según uno de los hermanos que atiende la caseta, se debe a que el fundador de la órden fue antes militar y quiso conjugar la religiosidad y el distintivo militar en el vestir. También las Misioneras de la Caridad, orden fundada por la Madre Teresa de Calcuta, resultan ser un reclamo muy llamativo y es, sin duda, uno de los stands que mayor número de visitantes reune.



Entre las tradicionales, la Compañía de Jesús, los Carmelitas o la Órden Monástica de la Cartuja que, continuando con el distintivo de su congregación, se muestran reservados con la prensa y prefieren mantener el silencio remitiendo toda la información a su página web.



La Fiesta del Perdón


El recorrido finaliza justo a la entrada del recinto dónde se ubican los 200 confesionarios dispuestos para ofrecer la confesión a los peregrinos que así lo demanden. Se trata de la llamada Fiesta del Perdón, una fiesta que ha dado comienzo este martes y que se prolongará a lo largo de toda la semana.



Durante todo el día, un goteo incesante de peregrinos han podido recibir el sacramento de manos de una multitud de sacerdotes venidos, igualmente, de todas partes del mundo. Hasta en 20 lenguas es posible recibir la confesión que puede hacerse frente al sacerdote o a través de una rejilla dispuesta a tal efecto. También los discapacitados disponen de confesionarios especialmente diseñados para ellos.



Al igual que en los accesos al parque, numerosos voluntarios se encargaban de ayudar y dirigir por el recinto a todos los que querían cumplir con el obligatorio precepto. Este era el único lugar en el que se respiraba un cierto aire de recogimiento que contrastaba con el ambiente festivo y alegre del resto del parque.









TVE1


No hay comentarios:

Publicar un comentario