miércoles, 17 de agosto de 2011

UN DETENIDO EN LA MANIFESTACIÓN CONTRA LA VISITA DEL PAPA
















La Puerta del Sol está siendo el escenario de un tenso encuentro entre los participantes de la marcha laica que protesta contra la financiación pública de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y los peregrinos. Uno de los manifestantes de la marcha contra el Papa ha sido detenido por agredir a un policía.


La protesta, autorizada por la Delegación del Gobierno, arrancó a las 19.30 horas en tono festivo de la cercana plaza de Tirso de Molina al grito de "De mis impuestos, al Papa cero". Cuando llegó a Sol, abarrotado de peregrinos, los numerosos agentes de la Policía Nacional desplegados en el lugar han reforzado el cordón en torno a la marcha, pero no han podido evitar el cruce de increpaciones.


"Iros a misa" y "el Papa es un nazi" han sido algunos de los gritos que han chocado frontalmente contra el "Viva el Papa" de los católicos, al tiempo que los primeros han exhibido condones frente a los crucifijos del colectivo religioso.


En un clima de tensión creciente, algunos manifestantes han logrado burlar el cordón policial, mezclándose entre los peregrinos, que en su mayoría han abandonado la zona. Sin embargo, un grupo de exaltados la ha emprendido a golpes y patadas contra una veintena de católicos que permanecía allí. Un helicóptero de la Policía Nacional sobrevuela la zona.


Los laicos han repetido a los peregrinos: "Tu mochila la pago yo y en la mochila llevas condones", mientras que algunos de los fieles de Benedicto XVI, que portaban banderas de diferentes países, han insistido en que esa manifestación era "ilegal".
La convocatoria contra la financiación pública de la JMJ ha logrado congregar a más de 2.000 personas que lucen pancartas como "Menos viajecitos y más papeo a los negritos", "Dios existe" o "Cerrad el Vaticano. Guantánamo mental no", o "Mejor perroflauta que pastor alemán".


También se ven banderas republicanas y enseñas arcoiris del movimiento LGTB, eslóganes del 15-M ("Lo llaman democracia y no lo es"), disfraces y atrezzo diabólico y una curiosa pancarta que empareja a Stephane Hessel y el Papa en lo que denomina "Choque de titanes" y "Combate espiritual del siglo XXI".


Al comienzo de la manifestación, los participantes decían no tener miedo tras la detención el martes de un joven que supuestamente planeaba atentar contra el acto de los laicos.









El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario