martes, 13 de diciembre de 2011

LA HERMANA MAKORO EN LA CÚPULA DE LA IGLESIA SUDAFRICANA


















Hermenegild Makoro, religiosa de las Hermanas de la Preciosísima Sangre, fue nombrada segundo de abordo de la Conferencia de los obispos católicos sudafricanos


Un nombramiento excepcional para la Iglesia africana. Lo hizo oficial el presidente de la Conferencia episcopal y arzobispo de Johannesburgo, Buti Tlhagale, según indican las agencias MissiOnline y CISA News.


A partir de marzo, la asamblea episcopal de los obispos católicos del país, con sede en Pretoria, tendrá un nuevo secretario general: es más, una nueva secretaria general. Sor Hermenegild Makoro, que durante los últimos seis años ha trabajado como secretaria asociada, sustituirá al actual secretario, el padre Vincent Brennan, de la Sociedad de las Misiones Africanas.


Nació el 7 de diciembre de 1951, en Koeqana, localidad rural en el distrito de Mount Fletcher de la provincia de Cabo Oriental. Creció en una familia católica practicante y frecuentó los cursos del catecismo en la parroquia de Mariazell, antes de entrar a formar parte de las Hermanas Misioneras de la Preciosísima Sangre en la década de los años setenta. Su primera profesión religiosa fue en 1976.


Obtuvo la licenciatura en educación y formación en la Universidad de Transkei y también obtuvo un diploma en Teología en la Universidad de Natal-Pietermaritzburgo. Sor Makoro ha enseñado en la escuela superior de Mariazell. Durante años fue la coordinadora del grupo pastoral para la catequesis con el obispo Brook, y trabajó como responsable del grupo diocesano para la animación con el obispo Oswald Hurmer en la diócesis de Mthatha. También ha prestado servicios como superiora provincial de las Hermanas Misioneras de la Preciosísima Sangre.













V.I./Luca RolandiRoma

No hay comentarios:

Publicar un comentario