domingo, 8 de enero de 2012

CONTINÚA LA MASACRE DE CRISTIANOS EN NIGERIA



Muertos y heridos en los ataques a la Iglesia de Yola, en el estado de Adawana, y en Potiskum


Los líderes cristianos de Nigeria denunciaron que hay una «limpieza étnica y religiosa sistemática» detrás de los asesinatos de decenas de fieles en el norte del país.

 
Las reuniones de urgencia de los responsables de la Iglesia concluyeron que «el esquema de estos asesinatos hace pensar efectivamente en una limpieza étnica y religiosa sistemática», declaró Ayi Oritsejafor, responsable de la Asociación cristiana de Nigeria.

 
Ocho muertos en un nuevo ataque contra la iglesia de Yola, capital del estado de Adawama, en Nigeria; mientras cientos de personas han huido de sus viviendas y poblaciones de la zona nororiental después de los enfrentamientos entre los islamistas y las fuerzas de seguridad, que tuvieron lugar durante toda la noche.

 
En particular, algunos hombres armados abrieron fuego contra los fieles y mataron por lo menos a otras ocho personas en un nuevo ataque en una iglesia en la capital del estado nigeriano de Adawama.


«Hubo un ataque contra la Iglesia apostólica, algunos hombres armados fueron a la iglesia y abrieron fuego contra los fieles: mataron a algunas personas e hirieron a muchas otras», indicó un periodista de la zona. Al hospital, según indica el personal de la estructura, llegaron entre 8 y 10 cuerpos.


La situación de los despalzados en la zona nororiental del país es ya una emergencia: cientos de personas han abandonado sus hogares en Potiskum, cerca de Gombe y Mubi. En la pequeña ciudad fueron asesinadas, por lo menos, dos personas. Lo indicó un enfermero del hospital local.

«Dos cadáveres, de un policía y de un comerciante, fueron llevados al obitorio, después de los ataques de ayer por la noche», añadió. Los residentes explicaron que ambos fueron asesinados cuando un comando asaltó tres bancos. El policía estaba de guardia en uno de los bancos, mientras la otra víctima, un comerciante, se encontró fatalmente entre el fuego cruzado mientras trataba de huir.









V.I./Redacción
Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario