lunes, 9 de enero de 2012

LA CONDENA DE UNA MADRE POR PELEARSE CON SU HIJA DE 13 AÑOS











La Audiencia Provincial de Castellón ha ratificado una sentencia del juzgado de Lo Penal de Castellón que condena a una madre a 33 días de trabajos en beneficio a la comunidad por un delito de violencia doméstica tras provocarle heridas a su hija de 13 años durante una pelea que ambas mantuvieron.


La Audiencia le condena subsidiariamente, en el caso de incumplir la pena inicial, a 3 meses y 23 días de cárcel.


Además, la condena supone la privación del derecho de disponer de armas por tiempo de un año y un día, y la prohibición de aproximarse a su hija, a su domicilio y lugar de estudio o trabajo, y cualquier otro espacio que frecuente, en una distancia de 200 metros durante un año.


La condena impone una indemnización de 210 euros de la madre a la hija, en concepto de responsabilidad civil.


La Audiencia estima como hechos probados que la menor, lejos de obedecer a su madre para que se lavara los pies antes de ponerlos sobre el sofá, la desafió encendiendo la televisión en varias ocasiones, motivo por lo que se enzarzaron mutuamente con golpes, arañazos y estirones de pelo, y tuvo que separarlas una vecina que se encontraba en el lugar. La niña necesitó asistencia sanitaria por diferentes lesiones leves de las que tardó en curar una semana.


Los magistrados también asumen la complicada relación y conflictividad existente entre madre e hija que las condujo en su día a solicitar ayuda de un especialista psicólogo aunque no por ello aceptan el recurso de apelación de la madre que habrá de cargar con las costas procesales.











El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario