lunes, 15 de agosto de 2011

"SOLO EL PAPA PUEDE CONVOCAR A UN MILLÓN DE JÓVENES"















El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha destacado el carácter "excepcional" de las fiestas de La Paloma de este año por la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud y la visita a España del Papa, el único "capaz de convocar a un millón de jóvenes de todo el mundo".


Así lo ha expresado el presidente de la Conferencia Episcopal durante la celebración de la homilía en la Iglesia de la Paloma con motivo de esta festividad madrileña, en la que ha mostrado su satisfacción por la llegada de peregrinos de numerosos países.


Rouco Varela ha valorado ante cientos de fieles y jóvenes voluntarios que abarrotaban la iglesia, a pesar del sofocante calor, el significado de la JMJ que, en su opinión, va mucho más allá de la visita de Benedicto XVI.


"No creo que haya ninguna otra instancia capaz de convocar a un millón de jóvenes de todo el mundo", ha resaltado el arzobispo de Madrid, que ha hecho también hincapié en la importancia de la esperanza y la fe porque, de no tenerlas, "la alegría, en el fondo, se muere en el corazón".


Fiestas de La Paloma

Poco antes del inicio de la misa, a las 13:00 horas, habían llegado a la parroquia el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, acompañado de la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Ana Botella, que han asistido a la tradicional ofrenda floral en la fachada del Colegio La Salle-La Paloma.


Al igual que los cientos de madrileños que se congregaban entre las paredes del templo, ambos han presenciado después la bajada del cuadro de la Virgen llevada a cabo por un componente del piquete de gala de la Hermandad del Cuerpo de Bomberos.


Finalizado el acto, el arzobispo de Madrid, acompañado del alcalde, han posado con dos centenares de jóvenes voluntarios de la JMJ de la parroquia de La Paloma, que les han obsequiado con una reproducción especial en lienzo de la Virgen.


El presidente de la conferencia episcopal ha trasladado su agradecimiento por su "santa labor" a ellos y a todos los jóvenes que están llegando "masivamente" estos días a Madrid.


"La camiseta verde os queda fantástica, el color de la esperanza", ha bromeado en alusión a la vestimenta de los voluntarios.


También Ruiz-Gallardón ha destacado su labor y les ha agradecido su "alegría" antes de dirigirse, como hace tradicionalmente, a degustar caracoles en un sitio vecino a la Iglesia.


El cuadro de la Paloma será devuelto a su templo cuando finalice la procesión por la Gran Vía de San Francisco, la Puerta y la calle de Toledo, la plaza de la Cebada, la carrera de San Francisco, la Puerta de Moros, de nuevo la carrera de San Francisco, la calle Calatrava y, finalmente, la calle de la Paloma.


Además de los actos religiosos, las de la Paloma, que ponen fin a las fiestas de Centro, culminarán con actividades más profanas, baile en la plaza de la Paja, monólogos cómicos en la calle Tabernillas y la actuación de la Mala Rodríguez, a las once de la noche en la plaza de las Vistillas.


Hoy también es el último día para hacer las visitas guiadas del Patronato de Turismo "Madrid de las Verbenas", que recorre a pie algunas de las más castizas calles y plazas, y "A la Verbena en Bici", que sale de esta zona hacia el Barrio de las Cortes y parte del de las Letras aprovechando la facilidad de ir sobre dos ruedas.








El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario