lunes, 13 de febrero de 2012

EMPEZÓ CANTANDO EN UNA IGLESIA BAPTISTA Y LOGRÓ VENDER MÁS 170 MILLONES DE DISCOS






Varias ceremonias con numerosa participación de feligreses se han sucedido en la iglesia de Newark, donde Whitney Houston empezó a cantar, para llorar su muerte.  Houston, de 48 años, murió el sábado en un hotel de Beverly Hills, California.

La estrella del pop comenzó a cantar en la Iglesia Baptista Nueva Esperanza de Newark cuando casi era una niña.

Numerosos feligreses expresaron sentimientos de profundo dolor mientras iban hacia la iglesia, haciendo caso omiso de las temperaturas frías y fuertes vientos.


Hablando fuera de la iglesia antes del servicio, el pastor Joe Carter pidió a los periodistas que respeten a la familia de Houston. "La familia de Whitney comparte el dolor con el mundo, pero Whitney era una madre, una hija y una hermana, y ese es el enfoque que queremos mantener. Les pedimos en este momento de dolor, que respeten su privacidad, "dijo Carter.


Algunos de los seguidores de Houston llegaron a la iglesia el domingo como una manera de lidiar su dolor. Entre ellos se encontraba Charice Crawford, un residente de 34 años de edad, Irvington, quien dijo que la cantante se convirtió en la banda sonora de su vida. "Aquí es donde tenía que estar esta mañana", dijo Crawford, que no participa en la iglesia..... " estar aquí ayuda a aliviar el dolor de su muerte."










AP/Bruce Shipkowski

No hay comentarios:

Publicar un comentario