viernes, 24 de febrero de 2012

LANZA WEB SOBRE SAN JUAN DE ÁVILA, PRÓXIMO DOCTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL



La Conferencia Episcopal Española (CEE) quiere dar a conocer la figura de San Juan de Ávila, patrono del clero español, que será proclamado proximamente Doctor de la Iglesia Universal. Para ello, durante los próximos meses, llevará a cabo diversos actos de preparación, de cara a la ceremonia de proclamación que tendrá lugar en Roma, y está elaborando un plan de comunicación para difundir a la opinión pública diversos aspectos sobre su persona y su obra.

Hasta el momento se han dado los primeros pasos para elaborar una identidad corporativa: se ha creado un logotipo, una página web (http://sanjuandeavila.conferenciaepiscopal.es) y una cuenta en twitter (@sjuandeavila_d), en la que desde hoy, todos los que lo deseen, podrán “seguir” a San Juan de Ávila.



Los trabajos están coordinados por la Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia, que está compuesta por los siguientes miembros:

Mons. D. Demetrio Fernández González,
Obispo de Córdoba (Presidente)

Mons. D. Juan José Asenjo Pelegrina,
Arzobispo de Sevilla

Mons. D. Fco. Javier Martínez Fernández,
Arzobispo de Granada

Mons. D. Santiago García Aracil,
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Mons. D. Juan del Río Martín,
Arzobispo Castrense

Mons. D. Antonio Algora Hernando,
Obispo de Ciudad Real

Mons. D. Ramón del Hoyo López,
Obispo de Jaen

Mons. D. Jesús Catalá Ibáñez,
Obispo de Málaga

Mons. D. Josep Ángel Sáiz Meneses,
Obispo de Tarrasa

Rvdo. D. Santiago Bohígues Fernández,
Director del Secretariado de la Comisión Episcopal del Clero

Rvdo. D. Ángel Pérez Pueyo,
Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios

Dña. Encarnación González Rodríguez,
Postuladora de la Causa de Doctorado y Directora de la Oficina para las Causas de los Santos

D. Isidro Catela Marcos,
Director de la Oficina de Información de la CEE

Benedicto XVI lo anunció durante la JMJ Madrid-2011

El Papa Benedicto XVI anunció en la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, al finalizar la Eucaristía con seminaristas de todo el mundo en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena, que san Juan de Ávila, sería proclamado Doctor de la Iglesia.

El Cardenal Rouco, Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), agradeció al Santo Padre el “haber acogido nuestra súplica y la de muchos otros obispos y fieles de todo el mundo”. La CEE ha promovido la Causa del Doctorado. Fue la XII Asamblea Plenaria (5-11 de julio de 1970) la que acordó que se solicitara a la Santa Sede la declaración de san Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia Universal y encargó preparar los trabajos y tramitar la solicitud a la entonces “Junta de Canonización” que comenzó a trabajar en 1971, ya con el nombre de “Junta pro Doctorado de san Juan de Ávila”. Durante estos años la CEE ha realizado numerosas acciones difusoras de la figura y doctrina del Santo Maestro.

El 10 de abril de 2010, la Postuladora entregó la Positio en la Congregación de las Causas de los Santos. El 18 de diciembre de 2010 tuvo lugar el Congreso Peculiar de los Consultores Teólogos de la Congregación de las Causas de los Santos en orden al Doctorado del Maestro Ávila. Todos los votos fueron afirmativos. Posteriormente, la Congregación Ordinaria de Cardenales y Obispos miembros de la Congregación para las Causas de los Santos propuso unánimemente al Santo Padre la declaración de San Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia.

Requisitos para que un santo sea proclamado Doctor de la Iglesia

Doctor de la Iglesia es el título que el Papa otorga oficialmente a algunos santos para proponerlos a los fieles de todos los tiempos como eminentes maestros de la fe.

El punto decisivo para que un santo sea proclamado Doctor de la Iglesia es que su doctrina haya sido declarada eminente, que haya gozado de un particular carisma de sabiduría, dado por el Espíritu Santo para el bien de la Iglesia, comprobado y ratificado por la influencia benéfica en el pueblo de Dios. Un Maestro, un Doctor de la Iglesia es, pues, quien ha estudiado y contemplado con singular clarividencia los misterios más profundos de la fe y es capaz de exponerlos a los fieles de modo que les sirvan de guía en su formación y en su vida espiritual.

Hasta el momento, los Doctores de la Iglesia son 33. El primero, San Atanasio de Alejandría (c.296-373) y la última Santa Teresa del Niño Jesús (1873-1897), carmelita descalza, que Juan Pablo II proclamó Doctora en el año 1997. Curiosamente, el Papa polaco también anunció el Doctorado de Santa Teresita en el transcurso de una Jornada Mundial de la Juventud (París).

Biografía de San Juan de Ávila

San Juan de Ávila nació en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) el día la Epifanía, 6 de enero de 1499 ó 1500 y murió en Montilla (Córdoba), el 10 de mayo de 1569.

Comenzó los estudios de Leyes en la Universidad de Salamanca, pero los abandonó al concluir el cuarto curso debido a una profunda experiencia de conversión. Con el propósito de hacerse sacerdote y marchar después como misionero a las Indias, en 1520 fue a estudiar Artes y Teología a la Universidad de Alcalá, recién fundada por el Cardenal Cisneros y abierta a las diversas corrientes del humanismo renacentista. En 1526, recibió la ordenación de presbítero y celebró la primera Misa solemne en la parroquia de su pueblo. Para festejar su sacerdocio, invitó a su mesa a 12 pobres y decidió vender su cuantiosa fortuna procedente de las minas de plata que poseía la familia y darlo todo a los más necesitados.

Fue amigo y consejero de grandes santos como santa Teresa de Jesús, san Juan de la Cruz, san Ignacio de Loyola, san Francisco de Borja, santo Tomás de Villanueva, san Juan de Ribera o san Pedro de Alcántara, entre otros.

Llevó una vida intensa, dedicada particularmente a la oración, a la predicación y a la formación específica de quienes se preparaban para el sacerdocio.

Tras conocerle, y seguir sus predicaciones, fueron muy sonadas algunas conversiones como la del Marqués de Lombay, que llegó a ser san Francisco de Borja, o la de Juan Ciudad –san Juan de Dios- y, sobre todo, su dedicación a la gente sencilla junto con la fundación varios colegios para la formación de los niños y jóvenes. El Maestro Ávila fundó incluso una Universidad, la de Baeza (Jaén), que durante siglos fue un destacado referente para la cualificada formación de los sacerdotes.

Entre su abundante obra, destaca el Audi, filia; Memoriales; Tratado del amor de Dios; Tratado sobre el sacerdocio; Pláticas; Sermones; así como un abundante epistolario, un catecismo y una peculiar obra en verso: Doctrina cristiana, concebida para que la cantaran los niños.

San Juan de Ávila fue declarado patrono del clero secular español en 1946 por Pío XII y canonizado en 1970 por Pablo VI.











Nota de prensa de La Conferencia Episcopal Española

No hay comentarios:

Publicar un comentario