viernes, 22 de julio de 2011

EL DRAMA DE LOS NIÑOS ABANDONADOS EN SOMALIA


















Los niños demasiado débiles son abandonados por sus familias para intentar salvar a los otros hijos,

Otra tragedia se abate sobre los habitantes de Somalia que se está muriendo de hambre y sigue buscando refugio y alimento a Mogadiscio. Muchas familias, en su desesperación, deciden dejar a los niños demasiado débiles que serán capaces de soportar el largo viaje con la esperanza de salvar a sus otros hijos. Desafortunadamente hay muchos que mueren en el camino, debilitados por el hambre, la sed o enfermedades. El terrible sacrificio de abandonar a los propios hijos más vulnerables, que no son capaces de moverse, es dictado por la esperanza de salvar a los otros hijos.


Somalia es el epicentro de una prolongada sequía que, a lo largo del último año y medio, ha asolado el Cuerno de África. Se trata de la peor crisis humanitaria en los últimos 60 años. El país no tiene un gobierno central efectivo y proviene de dos décadas de conflictos civiles. El actual gobierno somalí está respaldado por cerca de 10.000 soldados de paz de la Unión Africana, y controla poco más de la mitad de la capital de Mogadiscio, mientras el resto está bajo el control del grupo islámico Al-Shabaab.


Los refugiados siguen llegando, en parte, de Mogadiscio bajo el control del gobierno, después del viaje peligroso y semanas de camino a pie. Llegan a una ciudad llena de balas de ametralladora, encuentran casas desiertas y nadie que les pueda ayudar. Aunque son varias las organizaciones locales e internacionales dedicadas a la ayuda, la situación no mejora. Algunas personas desplazadas han comenzado a mendigar limosna en las calles de la capital, mientras otras están planeando mudarse de nuevo hacia los campos de refugiados de los países vecinos, donde hay más ayuda humanitaria, pero que son una gota en el océano.




Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario