miércoles, 13 de julio de 2011

EL PRESIDENTE DE VENEZUELA, HUGO CHÁVEZ, ACUDE A MISA PARA PEDIR POR SU SALUD















El presidente de Venezuela siempre se ha enfrentado a la Iglesia, pero a partir de su enfermedad busca la reconciliación y ha acudido a misa para pedir por su recuperación



La humildad no es precisamente el plato fuerte del presidente Hugo Chávez pero este miércoles hizo gala de esta virtud, por segunda vez en doce años de poder, en una santa eucaristía convocada en la Academia Militar de la Guardia Nacional, para pedir por su salud tras una operación de cáncer en el abdomen que le fue practicada en Cuba.
 
 
El mandatario se ha reincorporado a sus actividades ejecutivas, después de haber permanecido un mes en La Habana, mientras sigue un riguroso proceso de recuperación en Caracas, que incluye reposo médico, fisioterapia y ejercicios.


“Pedimos por su salud espiritual y salud corporal para que siga en el ejercicio de sus funciones”, dijo el sacerdote José Hernán Sánchez Porras, obispo del Ordinariato Militar de Venezuela, al presidir la misa, a la que asistieron el alto mando militar y el gabinete ministerial.


La transmisión de la misa en cadena de radio y televisión llamó la atención por cuanto el mandatario siempre ha mantenido una relación de confrontación con la Iglesia a pesar de sus raíces católicas cuando era un niño.


La primera vez que se mostró humilde fue en el 2002 luego de la intentona golpista del 11 de abril al sacar un crucifijo, pedir perdón por sus errores, y prometer que haría un mejor gobierno.


En la eucaristía, el mandatario no pidió perdón por sus pecados pero si leyó con humildad la Carta del Apóstol Santiago, que trata sobre el poder de la oración para sanar las enfermedades. Antes recordó que “me siento monaguillo que siempre fui”.


El representante de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Mario Moronta, también participó en la misa, asegurando que la Iglesia le perdonaba sus pecados, sin mencionar las veces que Chávez ha insultado a los obispos.


“Lo que pedimos en esta tarde para el Presidente, y para todos los que están saliendo de una enfermedad, es que recordemos que este es un momento de purificación”, dijo Moronta.




El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario