jueves, 10 de noviembre de 2011

UNA IMPRESIONANTE LECCIÓN DE VIDA















Esta pequeña niña se llama  Qian Hongyan. Sufrió un tremendo accidente y perdió sus piernas.  Su familia es muy humilde y, ante la insistencia de la niña por seguir haciendo una vida "normal", optaron por ingeniar algo que le permitiera "caminar".  Como podéis apreciar en la foto, encontraron la solución en una pelota de baloncesto.



 

Le facilitaron dos cepillos de madera usados para que pudiera apoyarse. Recibió el apodo de "la chica del basquet" y continuó usando sus improvisados pies durante años hasta que en 2005 pudo conseguir unas prótesis.


 

Tampoco se privó de practicar la natación.









 
 
TODO UN EJEMPLO DE SUPERACIÓN  QUE NOS INVITA A REFLEXIONAR PROFUNDAMENTE ANTES DE QUEJARNOS POR CUALQUIER COSA.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
CSP

 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario