martes, 29 de marzo de 2011

ACLARACIONES SOBRE LA BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II




“Habrá  lugar   para   todos   en   la beatificación de Juan Pablo II en Roma”


La organización desmiente que se haya creado una "situación de emergencia" y anima a acudir



“Roma está lista para acoger a todos los peregrinos que quieran venir, tenemos disponibilidad de lugares y además todas las ciudades en los alrededores de Roma”.


Lo indicó hoy Monseñor Liberio Andreatta en la presentación operativa de los eventos relacionados con la beatificación de Juan Pablo II, que se realizó en la sede del vicariato de Roma, con la presencia de importantes autoridades civiles, desmintiendo así voces que anunciaban una situación de emergencia.


Para desplazarse dentro de Roma el ticket de los peregrinos permitirá usar gratuitamente los medios públicos durante los tres días, la metropolitana funcionará 22 horas al día (excepto de las 2 a las 4 de la mañana).


Para llegar a la capital se usarán los trenes, los mismos que los días laborales transportan miles de personas, solamente que en estos días sin el flujo de los trabajadores. Además habrá una ‘noche blanca’ de las iglesias y lugares de entrega de paquetes con alimentos.


“Será una respuesta que demostrará como Juan Pablo II es querido” indicó monseñor Andreatta che precisó: “Se eligió el primero de mayo, domingo en albis, porque dedicado a la Divina Misericordia, y porque él quiso santificar a santa Faustina y porque murió justamente después de las vísperas de la fiesta de la Divina Misericordia”.


Los tres eventos relativos a la beatificación son:

- La vigilia en el Circo Máximo el 30 de abril, presidida por el cardenal Agostino Valli, organizada por la diócesis de Roma y a la cual Benedicto XVI participará con una conexión video. Se podrá ingresar mientras haya lugar y no será necesario tener ningún tipo de tickets o billetes.


- La misa de la beatificación de Juan Pablo II, el primero de mayo a las 10 de la mañana presidida por el Santo Padre. Después en la basílica de San Pedro en el altar de la Confesión se abrirá la veneración a los restos de Juan Pablo II hasta que concluya la fila de fieles.


- La misa de acción de gracias, el lunes dos de mayo en San Pedro. El evento conclusivo será celebrado por el secretario de estado el cardenal Tarcisio Bertone. 


Durante la conferencia de prensa fue reiterado diversas veces que no habrá tickets para ingresar en el Circo Máximo ni en San Pedro. Nadie por lo tanto puede vender billetes de ingreso a los eventos.


La organización del evento fue confiada a la Obra Romana de las Peregrinaciones, que hará preparar en el Circo Máximo sistema video, audio y palco para la celebración de la vigilia y que estará conectado por internet con 5 santuarios del mundo. 


Las zonas aledañas a San Pedro serán equipadas con pantallas gigantes: Castel Sant'Angelo, Via della Conciliazione, Piazza Risorgimento y otros lugares, gestionado todo por 2500 voluntarios.


Se distribuirá también paquetes con alimentos, Nestlé ha donado un millón de botellas de agua, habrá un kit informativo con los recorridos en la región Lacio que están relacionados con la vida de Juan Pablo II y por supuesto asistencia sanitaria. Hay además tarifas facilitadas con trenes, con compañías aereas, naves, etc.


“Los gastos a diferencia de otras veces –considerando la situación económica difícil actual, dijo monseñor Andreatta – no quiere pesar en los balances de las administraciones públicas”. Y precisó: “Sabemos a través de la Caritas que muchas familias tienen dificultad para llegar al final del mes. Y si bien cada evento trae riqueza porque la alcaldía acaba recibiendo impuestos, el verdadero evento es religioso y por lo tanto queremos pensar también en dichas familias”.


“El costo calculado es de tres o cuatro euros por persona. No se sabe por lo tanto el monto total del evento visto que varía según la cantidad de personas que vengan a Roma”, explicó monseñor Andreatta que añadió: “Al concluir el evento será publico el presupuesto de manera transparente de manera que se pueda saber cómo se utilizaron los fondos. Todo facturado y con IVA”.


El padre Caesar Atuire, gerente de la ORP reiteró “No existe ninguna emergencia y hay lugares para todos. Vengan a Roma, que Roma les acogerá”.


Sobre los precios inflados de hoteles recordó que en estos casos “no falta alguno que se hace el vivo” si bien hemos firmado ahora un decálogo ético con la Federación hotelera, y las cosas están volviendo a la normalidad. Y reiteró que “nadie está autorizado a vender billetes para entrar en la Plaza San Pedro ni para los otros eventos”.


Atuire recordó que “nadie se quedará afuera por motivos económicos y los jóvenes que no se puedan pagar un alojamiento tendrá lugares dedicados para dormir”.


Por lo que se refiere a los estacionamientos estarán en diversas zonas entorno a Roma. De aquí el sistema será potenciado con navetas y el principal medio será el tren. Existirán también estacionamientos que favorecerán a las personas diversamente hábiles.


El tiempo que se aconseja para vivir bien el evento, dijo el padre Atuire, son tres días.


“Habrá una organización modular –reiteró – que le permitirá asistir a todos los peregrinos que quieran venir. El número puede sufrir cambios y estamos listos”. Se estima que serán al menos 300.000 peregrinos.


Después del evento si sobran fondos de las donaciones recibidas serán destinadas a un comedor para mendigos en la zona de la estación Termini.


Sobre la coincidencia con las celebraciones del primero de mayo, considerado por alguno como que la Iglesia se está robando la fecha de los trabajadores, el padre Atuire indicó que “no existe conflictualidad con el concierto de San Juan de Letrán, pues la ceremonia es por la mañana y el concierto por la tarde”. Recordó también que el primero de mayo es la fiesta de San José Obrero y que la palabra hurto hace pensar a ideologización.


El 5 de abril habrá una conferencia de prensa institucional con los contenidos del evento y algunas nuevas precisiones.
Sobre la presencia de 300.000 peregrinos, considerados pocos respecto a los dos millones calculados inicialmente, el gerente de la ORP consideró que depende también como se hacen los cálculos, visto que si se cuenta por eventos se llega incluso a 1,5 millones.


Fue abierto además una cuenta en diversos bancos y los donantes no pagarán comisiones.


Del sello conmemorativo se ocupará el Ministerio de Desarrollo y la emisión oficial será el 29 de abril junto con la medalla; ambos se basan en una foto de Juan Pablo II tomada en 1999.

No hay comentarios:

Publicar un comentario