miércoles, 23 de marzo de 2011

PRESENTAN EN EL VATICANO "ENCONTRARÁS DRAGONES"






‘Encontrarás dragones’ es una película que muestra dos formas diferentes de ver el mismo conflicto. Roland Joffé, que se confiesa agnóstico, presenta este filme que gira en torno a la vida de dos personajes, José María Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei, y un personaje ficticio, Manolo Torres.


El director se ha rodeado para esta película de un reparto de actores jóvenes, como Charlie Cox, Wes Bentley, Olga Kurylenko y Rodrigo Santoro. Entre ellos también ha contado con actores españoles, como Jodri Mollá y Ana Torrent.


Los dragones son una metáfora con la que se representan todas aquellas situaciones que aparecen en la vida y necesitan una respuesta que no podemos eludir, como explica Juan José, quien concluye la intervención con una de las frases promocionales de la película “El perdón no puede cambiar el pasado, pero si el futuro”, y añade “ojala esta película contribuya a ese cambio”.
Con estas alentadoras palabras da paso a la película, que cuenta la vida de estos dos personajes, José María y Manolo, amigos de la infancia, cuyos caminos se separan por la alteración política que se produce en los años previos a la Guerra.

La Guerra Civil, que se mantiene durante toda la trama como telón de fondo, distancia a estos dos jóvenes que se enfrentan a ella de forma muy diferente. Mientras que José María elige el camino del bien y la paz entregándose al celibato y a la vida religiosa, Manolo, muy influenciado por las ideas políticas de su padre, participa de forma activa en la Guerra infiltrado como espía en el bando republicano.
A lo largo de la película se entrelazan constantemente las historias de estos dos personajes completamente dispares. En ésta se muestra el lado más humano de José María Escrivá en uno de sus encuentros con Manolo donde se produce un enfrentamiento físico entre ambos, aunque en el resto de la película predomina su condición de santo.


La película presenta un trasfondo emocional, con el que elabora una trama que consigue mantener la incertidumbre hasta el final.
Toda una historia épica de amor, celos, amistad y acción que muestra una visión bastante edulcorada de la iglesia, la cual, aún manteniéndola completamente al margen de la Guerra, es perseguida sanguinariamente por los pertenecientes a las filas republicanas.
El perdón es uno de los elementos más importantes y alrededor del que gira el final de este filme, consiguiendo aflorar las emociones con un enternecedor desenlace.
Una película de 1 hora y 56 minutos, capaz de mantener la expectación hasta el final, que no dejará indiferente al público.





No hay comentarios:

Publicar un comentario