viernes, 9 de septiembre de 2011

EL GOBIERNO IRLANDÉS RESPETARÁ EL SECRETO DE CONFESIÓN

El ministro de Justicia Alan Shatter indicó que la ley no obligará a que los sacerdotes revelen lo que escuchan durante el sacramento de la reconciliación



El gobierno irlandés deja a un lado el proyecto de ley para obligar a que los sacerdotes revelen los casos de abusos sobre menores cometidos por sacerdotes y declarados durante la confesión. El ministro de la Justicia, Alan Shatter (como indican diferentes sitios de internet y algunos órganos de información irlandeses), confirmó hoy que en el proyecto de ley que se está preparando no habrá referencias a la confesión.
 
 
 
En julio de este año, siguiendo la huella de las polémicas que suscitó la publicación del informe sobre los casos de pederastia en la diócesis irlandesa de Cloyne, se había barajado la posibilidad de crear una ley para contrarrestar el fenómeno y que obligara a que los sacerdotes denunciaran los episodios de abusos sexuales que les fueran revelados en el confesionario, violando de esta manera el secreto de la confesión. Y esta propuesta había provocado una fuerte reacción de la Iglesia y del Vaticano.
 
 
El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, había declarado que, en los casos en los que sucediera esto, incluso tratando «de encontrar indicios razonablemente» para defender a la víctima, se tiene que respetar el secreto. Pero hoy, el ministro Shatter indicó que la controversia es «un problema falso». 






V.I. / Redacción
Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario