sábado, 24 de septiembre de 2011

UN HOMBRE REALIZA VARIOS DISPAROS EN LA PROXIMIDADES DEL RECINTO DE LA MISA PRESIDIDA POR BENEDICTO XVI



Un hombre ha efectuado varios disparos contra las fuerzas de seguridad en las proximidades del recinto de la Misa Papal celebrada este sábado por Benedicto XVI ante miles de fieles en la localidad alemana de Erfurt, (Turingia) antiguo territorio de la República Democrática Alemana (RDA), según fuentes policiales.

El hombre realizó cuatro disparos con un arma de aire comprimido conocida como diábolo en uno de los controles de seguridad para acceder al amplio recinto que rodea a la catedral, a unos 100 metros de la plaza donde se encuentra el templo.

Nadie resultó herido y el sospechoso fue detenido más tarde en su vivienda, agregaron las mismas fuentes, desmintiendo informaciones anteriores que aseguraban que las balas habían alcanzado a un guardia de seguridad. El incidente tuvo lugar poco después de las 7.00 hora española, dos horas antes del inicio de la misa papal ante 28.000 personas, que discurrió sin contratiempos.

Fuertes medidas de seguridad
La situación se fue normalizando en el control afectado, aunque se reforzaon las medidas de seguridad. La calle donde tuvo lugar en incidente, cerca del monasterio de los Agustinos fue cerrada por la policía.

Aunque eran las siete de la mañana, todo el centro de Erfurt estaba a esa hora muy concurrido. Los más madrugadores han acudido a partir de las cuatro de la mañana y han esperado junto a los controles de seguridad necesarios para acceder al centro, que no han comenzado a abrir hasta las 5:30 horas.

La hora punta en los controles de seguridad ha sido las seis de la mañana. Todos los asistentes estaban convenientemente acreditados con antelación y eran cacheados antes de entrar a la misa. No se permitía pasar con bolsos grandes ni mochilas y los escasos bolsos de señora que cumplían los estrictos requisitos eran cacheados a conciencia, dentro de un programa de seguridad que incluye el trabajo de 5.000 agentes de policía.

El estado de Turingia resgistra una fuerte presencia de la extrema izquierda, que en las elecciones de 2009 obtuvo un 27,4% de los votos. El partido Die Linke, una escisión radical del Partido Socialdemócrata coaligada con los ex comunistas de la RDA, resulttó como segunda fuerza política más votada después de la Unión Cristiano Demócrata (CDU).

Acabada la misa, Benedicto XVI abandonó el lugar en su "papamóvil" en dirección al aeropuerto de Erfurt, desde donde seguirá hacia Friburgo, última etapa de su visita de cuatro días a Alemania. 









(El Mundo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario