martes, 27 de septiembre de 2011

UNA CHICA CRISTIANA DE 13 AÑOS ACUSADA DE BLASFEMIA POR UN ERROR DE ORTOGRAFÍA














«Escribió mal el nombre de Mahoma en clase: ¡matémosla!»

 


En Pakistán una chica cristiana comete un error de ortografía. La acusan de blasfemia, la expulsan de la escuela y se ve obligada a huir


 
Se aprende de los errores. Sí, siempre y cuando uno no esté en Pakistán. En Havelian, cerca de Abbottabad (en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa), de hecho, un error de ortografía de una chica cristiana de 13 años provocó que la acusaran (a ella y a toda su familia) de blasfemia. Faryal Bhatti, hija de una enfermera, fue expulsada de su escuela, amenazada de muerte y ahora debe huir con sus seres queridos. ¿Su culpa? Haber escrito mal, por error, el nombre de Mahoma en la escuela.
 
 

Como indica la agencia AsiaNews, el 22 de septiembre Faryal, estudiante en la High School de la POF Havelian Colony, escribió mal  un término en urdu. La palabra, que se refiere al profeta Mahoma se transformó de “poema laudatorio” (naat) en “maldición” (lanaat). La maestra de urdu, ante todo el grupo, reprendió severamente a la chica. Faryal lloraba, pero no fue suficiente. La “historia” llegó al director de la escuela. Y en un segundo, la noticia del presunto insulto al Profeta se difundió por toda la escuela: los maestros y la dirección acusaron a la chica de blasfemia.
 

 
Las autoridades de la escuela informaron a las autoridades religiosas, que, en compañía de los habitantes de la colonia, echaron a andar una manifestación para pedir que la chica fuera denunciada a la policía. La multitud gritaba consignas contra los cristianos. En los sermones del viernes, los líderes religiosos locales denunciaron el episodio como una «conspiración contra el islam».


 
No sirvieron las disculpas, entre lágrimas, ni de la chica ni de su madre, qe se reunieron con las autoridades escolares y religiosas. Maulana Syed Ejaz Alí, un religioso de la Jamia Masjid habló con Frayal y su madre y llegó a la siguiente conclusión: «no tengo una idea clara sobre las intenciones de Frayal, su llanto demuestra inocencia, pero el error ha transformado la palabra en un insulto y esta es una razón suficiente para castigarla; no debe pensar mal del Islam nunca». 



Para complacer a los religiosos, la dirección de la escuela expulsó a Faryal de la escuela; los religiosos islámicos también hicieron presiones para que la madre perdiera su trabajo y su casa en la Colony. La administración del hospital en el que trabajaba la madre las llevó a Wah Cantonment. La Masihi Foundation (organización que se ocupa de los derechos de los cristianos en Pakistán) pidió la opinión de dos religiosos islámicos de Islamabad: Maulana Mehfooz Alí Khan y Hussain Ahmed Malik. El primero declaró: «Se trata del error inocente de una niña. Muchos estudiantes musulmanes pronuncian mal las palabras árabes, cambiándoles el significado. No se puede castigar a un niño por un error involuntario. La niña quedará traumatizada. Faryal Bhatti ha sido sometida a todo esto solo porque es cristiana; protesto en contra de la decisión de expulsar a la niña y de transferir a la madre».



El obispo de Rawalpindi-Islamabad, Rufin Anthony, declaró: «Condeno el caso. Ahora incluso a los estudiantes cristianos se les victimiza y se les acusa de blasfemia. La sociedad está convirtiéndose tan intolerante que un error minúsculo obtiene una enorme atención. Los ulema decidieron castigar a una niña que no sabe ni siquiera lo que hizo. Habrían debido explicarle el error, si es que lo era, ganándose su confianza y haciendo una cosa positiva para la religión. Lo que sucedió es exactamente lo contrario».




V.I./
Mauro PiantaTurín

No hay comentarios:

Publicar un comentario