sábado, 15 de octubre de 2011

EL EFUSIVO ABRAZO DE LA MADRE VERÓNICA A BENEDICTO XVI
















El Santo Padre presidirá en la Basílica Vaticana la Celebración Eucarística, al final del primer Encuentro Internacional promovido por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.


El programa del Encuentro para la Nueva Evangelización con el Papa, ha empezado empezó hoy, sábado 15 de octubre, en el Vaticano con el título: “Nuevos evangelizadores para la Nueva Evangelización. La Palabra de Dios crece y se difunde”.


Por la mañana de este sábado, ha tenido lugar en el Aula Nueva del Sínodo la Introducción de los trabajos a cargo del presidente del dicasterio, Mons. Rino Fisichella que leyó una relación sobre “Los ámbitos para la Nueva Evangelización. Acto seguido hubo un debate, con conclusiones, entre los responsables de las distintas realidades eclesiales para la Nueva Evangelización.


Por la tarde, en el Aula Pablo VI, Benedicto XVI ha cerrado el encuentro dirigiendo unas palabras a los presentes. Antes del discurso del Papa se expusieron distintos testimonios relacionados con la Nueva Evangelización.


La Madre Verónica Berzosa, fundadora de Iesu Comunio que habló sobre “Espiritualidad y vida interior”. El escritor Vittorio Messori reflexionó sobre “El Occidente y sus preguntas a Jesucristo”. El científico Marco Bersanelli exposuso el tema “Ciencia y fe: un diálogo fecundo”. Y finalmente Mons. Fabio Suescun Mutis, obispo castrense de Colombia trató sobre las “Experiencias de Nueva Evangelización en América Latina”. Antes de que hablara el Santo Padre, el tenor italiano Andrea Bocelli cantó distintas piezas en un concierto vocal.


Al concluir, Benedicto XVI saludó personalmente a todos los que habían intervenido en el encuentro, momento en el que la Madre Verónica, fundadora de Iesu Comunio, no pudo reprimir la emoción contenida durante toda la tarde y, tras solicitar permiso al Santo Padre, sorprendió a todos los congregados con un efusivo y cariñosísimo abrazo a Benedicto XVI, el abrazo que todos los católicos deseamos darle.















No hay comentarios:

Publicar un comentario