martes, 25 de octubre de 2011

LOS LEFEBVRIANOS SE MANIFIESTAN EN CONTRA DE ASÍS

 

 

 

 

 

 

 

 

En un comunicado del distrito italiano de la Fraternidad, los lefebvrianos piden a Dios que quite «el velo de los corazones de los hombres de la Iglesia», a pocos días del encuentro



«Que el Señor quite el velo de los corazones de los hombres de la Iglesia y les permita reconocer que una sola Paz entre los hombres es posible, la de Cristo en el Reino de Cristo». Lo afirma el distrito italianod e la Fraternidad San Pío X, a tres días del peregrinaje del Papa y otros líderes religiosos, previsto para el próximo jueves 27 de octubre, a Asís, con otivo del 25 aniversario del primer encuentro que organizó Juan Pablo II.
 
 
Aunque no citan a Benedicto XVI, la referencia al “velo” que se encuentra en los “corazones de los hombres” se dirige a él, que quiso el nuevo encuentro en Asís, mismo que tendrá un programa y una estructura diferente con respecto al de 1986, puesto que propone en primer lugar el peregrinaje común a la ciudad del santo y no la oración.
 
 
Las palabras del comunicado lefebvriano llegan a poco tiempo de que se venza el plazo que dio la Santa Sede para la respuesta de la Fraternidad San Pío X, que el pasado 14 de septiembre recibió un “Preámbulo doctrinal” de la Pontificia comisión “Ecclesia Dei”, para que lo acepten y se pueda restablecer la plena comunión y la normalización canónica que propuso la Santa Sede al grupo que fundó monseñor Lefebvre.
 
 
«Para reparar la celebración del 25 aniversario del encuentro interreligioso de Asís de 1986 –se lee en el comunicado–, la Fraternidad San Pío X propone para el próximo 27 de octubre una jornada de oración y penitencia. En las casas de la Fraternidad se desarrollarán la adoración del Santísimo Sacramento, el Santo Rosario y un ayuno de los miembros de la Fraternidad».


«Invitamos a que todos los fieles y amigos se unan a esta oración y a este ayuno por tres motivos: 1) Como reparación de la celebración de un evento histórico que, más que cualquier otro, ha humillado a la Esposa de Cristo al ponerla en el mismo plano de las falsas religiones; 2) Para que Cristo Nuestro Señor quite el velo de los corazones de los hombres de la Iglesia, y les permita reconocer que una sola Paz entre los hombres es posible, la de Cristo en el Reino de Cristo. Pax Christi in Regno Christi; 3) Para que Nuestro Señor apague las crecientes hogueras de guerra en el mundo y que parecen ser Su respuesta a la “paz” de Asís».
 

La firma del comunicado es del superior del distrito italiano, don Davide Pagliarini. El tercer punto, que parece atribuir a la voluntad divina el aumento de las guerras en el mundo como respuesta a los encuentros de Asís, llama la atención.








V.I. /
ANDREA TORNIELLICiudad del Vaticano

No hay comentarios:

Publicar un comentario