jueves, 27 de octubre de 2011

¿QUIÉN ES LA MUJER QUE HABLÓ EN ASÍS?



La escritora y psicoanalista búlgara Julia Kristeva, una de las pensadoras contemporáneas más destacadas, recibirá el 11 de noviembre el diploma que la distingue como doctora Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de la mano del rector de esa institución educativa, Rubén Hallú.

"Este reconocimiento es por la excepcionalidad de sus méritos intelectuales, de sus notables contribuciones al conocimiento, y de su compromiso con las causas de renovación simbólica que puedan transformar discursos, prácticas y acciones en las nuevas escenas del presente", apuntó Nora Domínguez, directora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de la UBA.

Kristeva se formó en Bulgaria, su país de nacimiento, en el área de Filología en la Universidad de Sofía y obtuvo su primer Doctorado de Semiología en la Université de París, en 1968.

En 1973 alcanzó el Doctorado de Estado en la misma universidad con una investigación notable que no fue traducida al español y que planteaba ideas insoslayables para los estudios sobre lenguaje poético, subjetividad literaria y ruptura vanguardista.

Formó parte de la revista literaria de origen marxista Tel Quel, dirigida por Philippe Sollers, con quien posteriormente contrajo matrimonio y fue alumna de Roland Barthes y Jacques Lacan.

Kristeva es autora de obras fundamentales como "La revolución del lenguaje poético", "Historias de amor", "Poderes de la perversión (ensayo sobre la abyección)", "Sol Negro (la depresión y la melancolía)", "Tiempos sensibles (Proust y la experiencia literaria)", "la trilogía El genio de la mujer: Hannah Arendt, Melanie Klein y Colette" y las novelas "El Samurai", "Asesinato en Bizancio" y "Teresa mi amor".

Considerada una de las principales voces analíticas del feminismo, la escritora es, además, miembro de la Sociedad Psicoanalítica de París, doctora Honoris Causa de diversas universidades, Oficial de la Legión de Honor, Oficial de la Orden del Mérito y ganadora del primer premio Holberg. Además, obtuvo el galardón Hannah Arendt en 2006 y el Vaclav Havel, en 2008.

En el encuentro de Asís, Benedicto XVI,  ha querido contar con la novedosa presencia, entre los ponentes, de una representante de los no creyentes y ha sido Julia Kristeva la persona elegida, que habló antes justo antes del Papa.   Kristeva indicó que las palabras de Juan Pablo II -"No tengáis miedo"- no estaban dirigidas sólo a los creyentes, sino a todos, e incidió en la necesidad de buscar complicidades entre el humanismo cristiano y el que surgió del Iluminismo (Revolución Francesa). "Tras la shoah y el gulag, el humanismo tiene el deber de recordar a hombres y mujeres el pasado y el presente para construir el futuro". La memoria, en su opinión, no sólo se refiere a los libros sagrados. "Para que el humanismo pueda desarrollarse y refundarse, ha llegado el momento de retomar los códigos morales del curso de la Historia, renovándolos a las nuevas situaciones. (CSP/Telam/Rel.Digital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario