jueves, 13 de octubre de 2011

EL "MILAGRO" DE CÁRITAS EN ESPAÑA





















El milagro de los panes y los peces de Cáritas y de sus donantes y de sus más de 60.000 voluntarios. Así podría resumirse la labor de la institución eclesial, que presentó su memoria correspondiente al año 2010. Un año en que, a pesar de la reducción de los ingresos estatales, consiguió un aumento de los donativos de los particulares. Por eso, Cáritas invirtió 250 millones de euros, consiguió 17.000 puestos de trabajo y ayudó a más de seis millones y medio de personas que lo necesitaban.


Y la situación va a peor. Cáritas advierte de que la pobreza y la vulnerabilidad siguen aumentando en España, mientras la red pública de asistencia "se erosiona y disminuye". Lo asegura su secretario general Sebastián Mora. Y añade: "Ya no estamos padeciendo una crisis, sino que se está conformando un nuevo mundo en que los más pobres son aún más pobres".


Y los dirigentes de la organización eclesial echaron mano de las cifras y los datos para demostrarlo fehacientemente. En 2010, Cáritas ha atendido 6,5 millones de peticiones de ayuda (un 4,3% más que el año anterior), de las que dos millones han sido solicitudes de atención básica de emergencia: comida, ropa, pañales y pago de suministros básicos como luz o agua. Se trata de un récord histórico en los 60 años de vida de la institución y supone un incremento del 15% con respecto al año anterior.


Más de 33 millones de euros invertidos en Empleo e Inserción laboral, que lograron que 16.791 personas encontraran un puesto de trabajo; 4,15 millones en Vivienda; 35,7 en Acogida y Atención Primaria, un 15% más que en 2009, y atendiendo a casi un millón de personas; 32 millones a programas de mayores; 22 a personas sin hogar; 13,4 a Infancia; 7,7 a Inmigrantes; otros 7,7 a Familia....


La organización asistencial de la Iglesia católica ha subrayado que sólo un 30% de los que han pedido ayuda lo han hecho por primera vez, y que el otro 70% corresponde a personas cuya situación "empeora y se cronifica por falta de soluciones".


'Cáritas sólo quiere estar cerca de los pobres'


De ahí que Sebastián Mora, el secretario general, asegurase que Cáritas quiere seguir siendo la conciencia crítica y profética de la Iglesia y de la sociedad. "Estamos ante un nuevo modelo social, en el que Cáritas no sólo quiere estar cerca de los pobres, sino también ser voz profética. En los tiempos que vienen, tenemos que clamar que los pobres deben ser los primeros. Lo real es que hay personas sufriendo, que la pobreza se sigue incrementando y que el modelo actual lo fomenta".


Mora, acompañado del presidente de la institución, Rafael Del Río, se comprometió a que Cáritas siga siendo la voz de los sin voz "para hacer sentir la situación por la que pasan millones de familias en España y en el mundo". Por que, "en un momento en que desde instancias políticas y sociales se nos está llamando a ser realistas y padecer sacrificios, esta memoria demuestra que ya hay millones de personas en el mundo que están ya sufriendo el mayor de los realismos: la pobreza y la exclusión".


Precisamente con los actores políticos se han reunido los dirigentes de la institución. Para hacerles llegar "las propuestas políticas de Cáritas españolas", que, según Mora podrían resumirse así: "La persona que necesita unos mínimos para desarrollarse integralmente en todas las facetas, la atención básica, una vivienda con las características mínimas, y un ámbito donde el empleo no sea un privilegio, sino algo promovido". Es decir que "no haya personas de primera o de segunda categoría".









El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario